El “one-drop-rule” y las desconcertantes zonas grises

22 Mar

Cada día nuestra mente recibe una gran cantidad de información, y para analizarla y clasificarla, creamos “categorías mentales” para agrupar los datos con características parecidas. Los fenómenos que no podemos meter en ningún cajón representan una “zona gris”, que a menudo nos desconcierta.

Sociológicamente, cada sociedad también crea categorías para clasificar a su población. Dependiendo del bagaje histórico de cada país, los criterios de clasificación pueden ser por creencia religiosa, origen tribal, el color de la piel, el idioma materno, o la ideología política.

Tradicionalmente, la administración estadounidense ha dividido la humanidad en 2 clasificaciones cerradas: "blancos" y "no-blancos", ignorando la diversidad real.

La diversidad de esta foto no se puede simplificar en 2 categorías tan simples como “blancos” y “no-blancos”

En EEUU, debido a la esclavitud negra y un sistema de apartheid que duró más de un siglo, tradicionalmente la administración ha clasificado la población en 2 categorías antropológicas cerradas: “blancos” y “no-blancos”. (A día de hoy, los  “no-blancos” se llaman “minorías”)

La primera incluyen a personas de ascendencia 100% europea, la segunda incluyen a personas cuyos ancestros venían de todo el resto de los continentes: sea África, Asia, o América Latina.

Distinto a América Latina donde los distintos grados de mestizaje entre españoles, indígenas y africanos han dado nombres como criollocastizomestizomulatocholo y zambo, en la clasificación anglosajona, cualquiera que no tiene 100% descendencia europea cae por defecto en la categoría de “no-blancos”. En inglés, este sistema de clasificación se llama el “one-drop-rule”, la ley de “una gota”.

Hasta el día de hoy, a pesar de una alta tasa de matrimonio mixto y asimilación cultural, muchos estadounidenses aun creen que exista una barrera infranqueable entre “blancos” y “no-blancos”, pensando que además de ser una cuestión de apariencia externa, el color de la piel también define la identidad cultural, el estándar moral y la inteligencia innata de cada individuo. Sus mentes no son capaces de asimilar que puedan existir mezclas, y la mera idea de que sus propios descendientes puedan tener sangre de chinos, mexicanos, congoleños e indios les desconciertan, porque representa una “zona gris” que no encaja en ninguno de sus “cajones mentales”.

Según el "one-drop-rule", esta mujer es una persona "de color"

Según el “one-drop-rule”, esta mujer es una persona “de color” por no tener 100% descendencia europea

España también tiene su propia versión de “one-drop-rule. Desde que surgió las “dos Españas” a principios de siglo XX, muchos españoles solo son capaces de clasificar las tendencias políticas en 2 categorías cerradas: “rojo” y “facha”. La primera engloba un gran espectro de ideologías desde la democracia social hasta el comunismo estalinista, la segunda incluye tanto a defensores del mercado libre y practicantes católicos como a ultra-fascistas de ideología hitleriana.

En realidad, las ideas políticas son una cuestión muy compleja, y la misma persona puede tener distintos grados de opinión sobre distintos asuntos. Uno puede estar a favor de un sistema de educación y sanidad pública pero también partidario de una economía de mercado libre, uno puede defender la igualdad de sexos pero no estar de acuerdo con la discriminación positiva, uno puede ser el católico más puritano pero defiende el estado de bienestar, uno puede reivindicar la nacionalización bancaria pero padece ideas xenófobas, uno puede reconocer los méritos de capitalismo y comunismo pero a la vez habla de sus defectos…

Un importante legado de la Guerra Civil española es la simplificación de las ideas políticas en 2 categorías: rojo y facha

Un importante legado de la Guerra Civil española es la simplificación de las ideas políticas en 2 categorías: rojo y facha

Sin embargo, los medios tienden a fomentar la idea de que cada uno solo puede “pertenecer” a una ideología u otra, sin ningún grado de mezcla. Si no sigues 100% a la doctrina socialista, eres neoliberal; si no sigues 100% la doctrina progresista, eres conservador;  si no sigues 100% la doctrina feminista, eres machista; si eres crítico con el sistema financiero, te tachan de “perroflauta antisistema”; si exiges un cambio en el modelo actual de democracia, te tachan de “anarquista”; si cuestionas cualquier medida tomada el gobierno de turno, eres simpatizante de la oposición.

Basta con leer las columnas de periódicos escritas por supuestos “intelectuales” para saber que la mayoría no sirven para hacer crítica ni análisis de la actualidad, sino para demostrar su lealtad hacia un bando político u otro, y muchos lectores, en vez de formar su opinión en lo que leen, averiguan primero si el artículo está escrito por un “rojo” o “facha”, y luego deciden si estar de acuerdo o no.

Un fino ejemplo del sectarismo político en la prensa española

Un fino ejemplo del sectarismo político en la prensa española

Cambiando de tema, otro asunto que crea una zona gris en la mente de muchos occidentales es el concepto de la religión en China. Durante siglos, en los países de herencia cristiana y musulmana la religión no sólo ha sido una cuestión de espiritualidad, sino también un pilar fundamental de la identidad colectiva. El ser cristiano o musulmán, católico o protestante representan identidades cerradas y excluyentes, si eres uno, no puedes ser otro, como lo de ser “blanco” o “no-blanco” en EEUU.

China, sin embargo, siempre ha sido una sociedad politeísta y durante sus 3500 años de historia ninguna religión se ha establecido como el culto del estado o ni siquiera la espiritualidad dominante. Cada región tiene sus propios dioses, mezclados con deidades importadas del budismo, taoísmo y el culto hacia los ancestros. La mayoría de los chinos no se identifican con ningún colectivo religioso pero tampoco se definen como “ateos”, ya que poseen una mezcla de creencias y supersticiones de diversos origenes.
Pues, el intento de algunos sociólogos occidentales de clasificar los chinos entre budistas, taoistas, confucionistas y cristianos carece de sentido, porque en la mentalidad china, creer en una divinidad no es excluyente de rendir culto a otra.

Quizás por eso, durante los miles de años de historia china ha habido cientos de guerras, pero ninguna ha sido a causa de diferencias religiosas.

China siempre ha sido un país politeísta donde conviven docenas de dioses en harmonía

China siempre ha sido un país politeísta donde conviven docenas de dioses en harmonía

En mi opinión, crear cajones y categorías de clasificación es algo natural, inevitable y necesaria para interpretar la realidad, pero las personas con la mente más abierta son las que tienen la capacidad de crear constantemente categorías nuevas, de dividir categorías existentes en sub-categorías y o de englobarles en “macro-categorías”. Las mentes más “cerradas” o “rígidas” son las que dividen la realidad en una simple cuestión de blanco y negro, aplicando el “one-drop-rule“.

En este sentido, los medios de comunición y el sistema educativo tienen la culpa de bombardarnos constantemente con categorías simplistas y cerradas que en muchos casos son obsoletos, o carecen de sentido.

Anuncios

3 comentarios to “El “one-drop-rule” y las desconcertantes zonas grises”

  1. monidelatorre marzo 22, 2013 a 8:48 am #

    Es cierto como nos imponen el “bien y el “mal”, “negro o blanco”. Me ha encantado tu artículo! 🙂

  2. miguelgonz marzo 22, 2013 a 7:08 pm #

    Un detalle, deberías indagar más en la historia de las dos Españas. No es algo que venga sólo del siglo XX, España ha tenido más guerras civiles entre una concepción más liberal y más conservadora. Las guerras carlistas son un ejemplo. Estudia la epoca de Isabel II que abogaba por una monarquía menos autoritaria. En cuanto a lo de rojo o facha, es extrapolable a democratas vs republicanos en los EEUU o tories y laboristas en el Reino Unido. Salvo democracias como la francesa o la italiana en el que otras minorías tienen representación política, en general casi todos los parlamentos tienden al bipartidismo. En los EEUU todavía se sigue viviendo la división entre el Norte y el Sur y cierta mentalidad antifederalista de la gente de algunos estados que se han venido a llamar la “America Central”.

    • Des marzo 22, 2013 a 10:11 pm #

      Con lo de “one drop rule”, no me refiero al bipartidismo al nivel parlamentario, sino a la idea que tienen muchos españoles de que una persona solo puede ser 100% de izquierdas o 100% de derechas, sin nada de mezcla, y que una persona de derechas tiene que estar 100% en contra de todo lo que hace la izquierda, y viceversa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: