Archivo | marzo, 2016

Cuatro hipótesis de un futuro de robots vs humanos

30 Mar

Desde la revolución industrial, la tecnología ha avanzado a pasos agigantados y con ella, muchas profesiones antiguas han desaparecido y muchas nuevas se han creado. Durante los últimos años, con el desarrollo de inteligencia artificial, es evidente que en un futuro no tan lejano, no habrá ningún trabajo que puede hacer humanos no lo podría una máquina. Cuando llegue ese día, ¿cómo será la sociedad en que vivimos?

 

Los optimistas opinan que las máquinas y robots serán capaces de aumentar tanto la productividad para garantizar una renta básica para todas las personas. La gente no tendrá que trabajar, o  trabajará muy pocas horas para llevar una calidad de vida decente, con mucho tiempo libre de dedicarse a sus aficiones. Los pesimistas opinan que los humanos serán incontratables, porque entre usar una máquina y contratar a una persona, al empresario siempre saldrá más rentable el primero. El mundo acabara con unos empresarios superricos y la mayoría de la gente viviendo en pobreza. Yo puedo pensar en 4 hipotesis, que los presento en este articulo.

Hipótesis 1 – la situación no se va a producir

Esta hipótesis se basa en los principios del mercado: un equilibrio entre la producción y consumo.

Hay un cuento de un directivo y sindicalista dando un paseo por una fábrica de coches operados solamente por robots. El directivo pregunta al sindicalista: ¿cómo vas a convencer a los robots a unirse a tu sindicato? Y el sindicalista contesta: ¿cómo vas a convencer a los robots a comprar tus coches?

Los productores pueden ser todas máquinas y robots, pero los consumidores siempre serán personas. Así que, ¿para que las empresas van a seguir creando productos cuando nadie tiene ingresos para consumirlos? Bajo esta hipótesis, las máquinas sustituirán a la mano de obra humana sólo cuando el aumento de productividad mejora el poder adquisitivo de la población en total. El momento que deja de hacerlo, la situación llegará a un equilibrio.

La mano de obra humana y robótica llegará a un equilibrio

La mano de obra humana y robótica llegará a un equilibrio

Hipótesis 2 – una renta básica para todo el mundo, pero la cosa no se detendrá ahí…

Ahora, asumimos que el primer hipótesis no se cumple y los robots acaban haciendo todos los trabajos que existen en el mundo, pero su productividad es tan alta que por los impuestos que recauda, el gobierno es capaz de pagar una renta básica para todos los ciudadanos para garantizarles los medios para vivir y para consumir los productos que fabrican las empresas.

En esta sociedad, muchas personas dedicarán su tiempo libre para perseguir a sus aficiones e inquietudes intelectuales, pero las más codiciosas dedicarán el dinero para invertir y apostar con el fin de ganar más dinero que los demás. Los que les salen bien las inversiones pueden acabar ricos, pero los que les salen mal se empobrecen. Al final, la desigualdad volverá a la sociedad, pero no a causa del trabajo, sino puramente por inversiones y apuestas. Quizás llegará a un punto que la renta básica ya no sea suficiente para llevar una vida digna y todo el mundo se ve obligado a invertir para poder llegar al fin del mes.

Hipótesis 3 – un mundo con puestos de trabajo no-productivos

Otro escenario es que las máquinas ya son capaces de realizar todos los trabajos, pero tanto los empresarios como el gobierno se dan cuenta de que una sociedad llena de gente desempleada no beneficia a nadie, así que las empresas ofrecerán trabajos no-productivos para las personas, para mantenerlos ocupados y pagarlos un modesto salario con lo que puede consumir productos. Sin embargo, esos puestos de trabajo son en realidad postureos sin ningún valor productivo, por ejemplo, lo de pulsar un botón que no está conectado a ningún circuito.

7848_158019

Hipótesis 4 – un mundo de estudiantes profesionales

En un mundo donde todos los trabajos están automatizados, las personas aún no pueden olvidarse de toda la teoría de la ciencia y tecnología detrás del funcionamiento de las máquinas, porque si un dia fallan las máquinas, ya no habrá nadie que recuerda cómo arreglarlas. A estas alturas, la cantidad de información y conocimiento necesaria para construir toda la infraestructura automatizada debería de ser colosal. Así que, el gobierno o las empresas privadas pagarán un sueldo para las personas que estudian una disciplina relacionada con el desarrollo, operación y mantenimiento de la mega-infraestructura de producción. Por supuesto, no todo el mundo estudiará la misma disciplina: algunos estudian las ciencias desde primeros principios, otros estudian las varias capas de software e inteligencia artificial que automatizan el proceso de producción etc.. Es decir, la sociedad se formará de “estudiantes profesionales” que pasan toda la vida aprendiendo, practicando y haciendo simulacros de emergencia, aunque la mayoría de ellos nunca tienen que poner en práctica sus conocimientos.

human-vs-robot

Anuncios