Archivo | julio, 2014

Semitas, judíos, israelíes y sionistas

24 Jul

Debido al reciente conflicto entre Israel y Palestina, en lo que hasta ahora ha cobrado la vida de más de 650 palestinos y 32 israelíes, la ONU ha empezado una investigación a Israel por violaciones de derechos humanos.

Mucha gente opinamos de que esta“retaliación” de Israel contra Palestina ha sido totalmente exagerada, y que independientemente de quién tiene  razón, la mayoría de los que mueren ha sido gente inocente, con más de 100 niños.

Sin embargo, al leer varios comentarios en las redes sociales, me he dado cuenta de que mucha gente, por criticar a las acciones de Israel, se vuelca contra todos los judíos hasta hacer comentarios abiertamente antisemitas, y eso me preocupa. Por eso, dedico este post para hacer unas aclaraciones de la diferencia entre judío, semita, Israelí y sionista.

Bombardeo israelí de Gaza

Bombardeo israelí de Gaza

Empezamos con la definición de semita.

Antropológicamente, se refiere a los pueblos originarios de Oriente Medio que hablan un idioma perteneciente a la familia semita, y eso, a día de hoy, incluye a hebreo, árabe y malteño. Por supuesto, tanto judíos israelíes como árabes y malteños deberían ser considerados como “semitas”. Sin embargo, en la lengua cotidiana, la palabra “antisemita” se refiere solamente a la discriminación contra los judíos, pero como esa es la definición universalmente aceptada (aunque incorrecta), no la discutimos.

Rostros de los pueblos semitas en la antiguedad

Rostros de los pueblos semitas en la antiguedad

Ahora, vamos a ver quién es “judío”.

Tiene 2 definiciones, la más antigua se refiere a cualquier persona creyente de la religión de judaísmo. Sin embargo, como los creyentes de esta religión habían formado comunidades muy unidas con un alto grado de endogamia, ser judío también empezó a cobrar un sentido “étnico”, en referencia a cualquier persona que desciende de antepasados judíos, y sobre todo, de una madre judía.

Durante el último par de siglos, muchos judíos ya han dejado de ser religiosos. Algunos se convirtieron a otras religiones y otros se volvieron ateos, pero por ascendencia o afiliación cultural, siguen considerándose “judíos”.

Una tienda judaica en Nueva York, 1900

Una tienda judaica en Nueva York, 1900

A principios de siglo XX, la comunidad “judía” de Alemania y Europa Central era uno de los colectivos con mayor porcentaje de ateos , pero aún así, no dejaban de ser “judíos”, bien porque ellos se veían así, o porque otros les percibían así.

En ruso hay 2 palabras distintas para referirse a un “judío religioso” (иудаист) y un “judío étnico” (еврей). Sin embargo, durante la inquisición española o el holocausto nazi, los verdugos no perdonaron a los judíos religiosos ni a los étnicos.

El fotoperiodista Robert Capa era de origen judío húngaro, pero nunca había sido creyente.

El fotoperiodista Robert Capa era de origen judío húngaro, pero nunca había sido creyente.

Entonces, ¿es ser judío una cuestión religiosa o étnica?

Es una cuestión complicada. No todos los judíos son religiosos, pero étnicamente, tampoco tienen una identidad común.

Desde la época prerromana, comunidades judías habían formado en diversos países en Europa, África y Asia, y en cada lugar donde asentaron, desarrollaron lenguas, tradiciones y costumbres cotidianas muy distintas. A rasgos muy generales, se podían dividir entre judíos askenazis, que vivían en países del centro y éste de Europa, y sefardíes, que vivían en la Península ibérica, África del norte y el Oriente Medio.

Judíos askenazis de Alemania a principios de siglo XX

Judíos askenazis de Alemania a principios de siglo XX

Los askenazis, por haber convivido durante milenios con europeos, tienen un aspecto físico y forma de pensar muy parecidos a los europeos centrales; su lengua cotidiana era Yiddish, un dialecto de alemán mezclado con palabras de hebreo.

Los sefardíes, por haber convivido durante milenios con musulmanes, tienden a parecerse tanto físicamente como culturalmente más a árabes y magrebíes; hablaban varias lenguas cotidianas, pero una de las más importantes era ladino, un dialecto de castellano antiguo.

A parte de esas dos, también hay judíos yemeníes, indios y etíopes, que tienen cada uno sus propias tradiciones y sentido de identidad.

Una chica judía argelina de origen sefardí.

Una chica judía argelina de origen sefardí.

Pues, se puede decir que las 15 millones de personas que se identifican judíos en el mundo actual, incluyen a:

  • Creyentes de judaísmo
  • Personas que trazan sus antepasados a las comunidades judías de cualquier parte del mundo

Aunque no existen estadísticas oficiales, los segundos probablemente superan los primeros.

Los judíos israelíes vienen de todas procedencias.

Los judíos israelíes vienen de todas procedencias.

¿Qué es el sionismo?

Los judíos habían sufrido durante siglos persecuciones en casi todos los países donde habían asentado, con los peores casos en Europa Central y Éste. Desde finales de silgo XIX, con el auge de nacionalismo, algunos judíos creían que la única manera que podían dejar de ser discriminados era crear su propio estado-nación. ¿Y dónde iba a estar? En su supuesto territorio ancestral: Palestina.

A principio, el sionismo era una ideología sólo compartida por los nacionalistas judíos más radicales. La tendencia general de la mayoría de los judíos europeos era asimilarse en la sociedad gentil. En Alemania, Rusia, y el Imperio Austrohúngaro, matrimonios mixtos entre judíos y gentiles era cada vez más común, y muchos judíos, para evitar ser discriminados, intentaron todo para ocultar sus orígenes, al punto de convertirse en referentes de la cultura germánica y eslava. Otros se inscribieron en movimientos revolucionarios como el comunismo y anarquismo. Entre los bolcheviques, un alto porcentaje eran de origen judío, como Lenin y Trotsky.

Sin embargo, la recesión posterior de la Primera Guerra Mundial y la crisis económica de 1929 trajo a Europa una nueva oleada de antisemitismo, en la forma de nazismo.

El holocausto implantó un terror en los supervivientes en que independientemente de cómo integrados estaban en la sociedad europea, nunca estaban libres de persecución. Entonces, el sionismo se convirtió en la ideología dominante de la comunidad judía.

Cartel sionista, animando los judíos a emigrar a Israel

Cartel sionista, animando los judíos a emigrar a Israel

El origen de Israel

El estado de Israel se fundó en 1948, por oleadas de inmigrantes judíos, muchos supervivientes de holocausto, que venían primero de Europa y Norteamérica, luego de Oriente Medio y Magreb. Por supuesto, en el territorio donde fundaron el estado ya vivían comunidades árabes. La mayoría fueron expulsados de sus casas a los campos de refugiados, pero otros hicieron todo para quedarse. Los primeros se convirtieron en los palestinos, los segundos en los  árabes israelíes.

Entre 1948 y 1998, el territorio de Israel no dejó de expandirse, conduciendo a los palestinos a un territorio cada vez más estrecha, hasta sólo quedarse con la Franja de Gaza y algunas partes de Cisjordania.

La expansión territorial de Israel 1947-2000

La expansión territorial de Israel 1947-2000

La Franja de Gaza

La Franja de Gaza

Una aclaración de los términos

Mucha gente piensa que todos los judíos sean israelíes o pro-israelíes, que todos los israelíes sean judíos, y que todos los judíos sean sionistas. No hay nada más lejos.

Hay 15 millones de judíos en el mundo, e Israel sólo tiene una población judía de 5 millones, significa que 2/3 de judíos no son israelíes ni viven en Israel.

En EEUU, entre 5 y 6 millones de ciudadanos son de origen judío, y solo en la área Nueva York la población supera 1.5 millones.

Judíos ortodoxos manifestando en contra de Sionismo

Judíos ortodoxos manifestando en contra de Sionismo

¿Están los judíos americanos detrás de las acciones de Israel?

Es cierto que entre los pro-israelíes en EEUU hay lobbies judíos, pero según varias  encuestas, la mayoría de los judíos americanos ni siquiera se consideran sionistas, y 70% de ellos se declaran de “izquierdas”.

En cambio, los estadounidenses que más apoyan a Israel son los cristianos evangélicos y algunos sectores más radicales de la derecha, la mayoría de los cuales son blancos protestantes.

Entre la población de Israel, tampoco toda la población es judía. Un 20% son árabes de religión musulmana y cristiana, pero tienen la ciudadanía israelí.

A día de hoy, las voces más críticas de Israel también suelen venir de la comunidad judía, tanto desde dentro como fuera de Israel. De hecho, muchos judíos ortodoxos están abiertamente en contra del sionismo, alegando que instalarse en la tierra sagrada era una grave violación contra la voluntad de Dios.

El juez Richard Goldstone es un juez sudafricano de origen judío muy crítico con la política de Israel hacia Palestina.

El juez Richard Goldstone es un juez sudafricano de origen judío muy crítico con la política de Israel hacia Palestina.

Ser pro-judío NO es lo mismo que ser sionista

Yo, como hijo de una familia china emigrada al Occidente, siempre he sentido mucha solidaridad con el pueblo judío en Europa, no sólo porque los judíos askenazis y los chinos compartimos muchas costumbres en común (como el concepto familiar, las madres autoritarias, la exigencia académica y la ética de trabajo), sino también porque el diáspora chino en Asia y el diáspora judío en Europa tienen una historia muy parecida.

Ambos han fundado comunidades que han prosperado socioeconómicamente en países donde los nativos les repudian, y a pesar de haber vivido varias generaciones ahí y hecho importantes contribuciones al desarrollo económico y cultural, siempre son percibidos como un problema, en vez de un recurso, para la sociedad.

Siendo minorías étnicas con un nivel económico y académico superior al medio, durante los años de vacas flacas, los políticos populistas, tanto de la izquierda como de la derecha, les convierten en el chivo expiatorio ideal, y en el peor de los casos, víctimas de linchamientos.

Las comunidades judías en diaspora, igual que las chinas, han sido frecuentemente víctimas de ira popular.

Las comunidades judías en diaspora, igual que las chinas, han sido frecuentemente víctimas de ira popular.

Pero igual que muchos judíos europeos a principios de siglo XX, no soy partidario al sionismo, porque no creo que la mejor forma de luchar contra la discriminación sea crear tu propio estado donde puedes repetir la discriminación contra otras minorías.

De hecho, lo que más me siento identificado con la cultura judía antes de fundar el estado de Israel es la mentalidad cosmopolita, el sentimiento de pertenecer a varias nacionalidades pero de ninguna en concreto, la defensa de la tolerancia multicultural en una sociedad plural, el rechazo a los nacionalismos y las políticas de identidad, la simpatía hacia los movimientos revolucionarios pero la desconfianza hacia los populismos, y sobre todo, el complejo de que independientemente de cómo te esfuerzas en integrarte en la sociedad donde vives, siempre serás considerado como un forastero.

Anuncios

Conceptos erróneos más comunes sobre la evolución y la genética

21 Jul

La evolución es a día de hoy, la teoría más aceptada para explicar la presencia del hombre y de todas las formas de vida en la tierra. Sin embargo, muchas ideas populares sobre las teorías evolutivas son científicamente equivocadas. Aquí hago una aclaración de los malentendidos más comunes.

 

1. La mutación genética ocurre para adaptarse al entorno

A grandes rasgos, eso parece verdad, porque en los libros de biología del colegio nos enseñaron que los jirafas tienen el cuello largo para poder comer fruta y hojas desde los árboles altos.

Sin embargo, no es el mero hecho de vivir en un bosque con árboles altos que hacen que el jirafa crezca el cuello, sino porque cuando los ancestros de los jirafas llegaron al bosque, los que tenían el cuello más largo tenían mayor probabilidad de sobrevivir la infancia hasta la edad de reproducción, o de dar de comer a sus críos para que no se murieran de hambre.

Es decir, el entorno en sí mismo no es necesariamente un determinante de la evolución, sino sólo cuando forma un factor que afecta la fertilidad de cada individuo de la especie en el sentido de:

  • favorece a algunos miembros llegar con mayor probabilidad hasta la edad de reproducción
  • favorece a algunos miembros a tener mayor número de descendencia

El motor que conduce la evolución es la mutación genética, pero las mutaciones ocurren de modo aleatorio, y la mayoría no aportan ventajas ni desventajas a la supervivencia del individuo. Pero las muy pocas que dan mayor probabilidad al portador a llegar a la pubertad o a tener mayor número de descendientes, se extenderán entre la población, y las pocas que suponen una desventaja, desaparecerán.

La evolución del cuello de jirafa

La evolución del cuello de jirafa

 

2. La selección natural es el único factor que determina la evolución

Aunque la selección natural es un factor importante que condiciona la evolución, no es el único. Otro factor igual de importante es la “deriva genética”: hechos aleatorios que ocurren al azar.

Hacemos un experimento. Tenemos 5 contenedores y una gran reserva de pelotas, unas de color azul y otras de color rojo. Cada contenedor representa una generación, cada pelota representa un organismo, y cada color representa un distinto alelo de cada gen.

Simulación de "deriva genética"

Simulación de “deriva genética”

En el primer contenedor, ponemos 2o pelotas: 10 rojas y 10 azules. El resto de los contenedores están vacíos.

Para simular la próxima generación, cogemos una pelota al azar del primer contenedor. Si la pelota es roja, depositamos 2 pelotas rojas en el segundo contenedor. Si la pelota es azul, depositamos 2 pelotas azules en el segundo contenedor, hasta que el segundo contenedor tenga 20 pelotas.

Es posible que en la segunda generación tenemos justo 10 pelotas rojas y 10 azules, pero imagínate que por casualidad, acabamos con 14 pelotas azules y 6 rojas. Utilizando esta plantilla para producir la tercera generación, es posible que los azules, ya empezando con ventaja, dominen aún más. Y cuando llega a la quinta generación, puede que ya no quedan pelotas rojas. Eso demuestra que por pura casualidad, algunos rasgos genéticos pueden dominar o desaparecer.

Por supuesto, la “deriva genética” tiene mayor influencia en poblaciones pequeñas que en poblaciones grandes. En las especies actuales, afecta más a animales como oso panda o guepardos, que a humanos o ratas.

Una especie con pocos ejemplares, como los guepardos, son mucho más susceptibles a la "deriva genética"

Una especie con pocos ejemplares, como los guepardos, son mucho más susceptibles a la “deriva genética”

 

3. La sociedad humana condiciona la evolución biológica de la especie humana

Hace poco leí un artículo en que el autor opinaba que por llevar una vida cada vez más sedentaria, utilizar cada vez más la cabeza y menos los músculos, mirar cada vez más a pantallas, dentro de muchas generaciones, los seres humanos vamos a evolucionar hacia un cuerpo muy pequeño, una cabeza enorme y unos ojos muy grandes.

Cualquier biólogo encontraría un error en este razonamiento, porque aunque nuestra vida tiende a ajustarse hacia este patrón, un individuo con la cabeza y ojos grandes y el cuerpo pequeño no tiene ninguna ventaja sobre otros en llegar a la adolescencia y tampoco en tener más descendencia.

¿Vamos a acabar con estas pintas dentro de 10.000 años?

¿Vamos a acabar con estas pintas dentro de 10.000 años?

La evolución del ser humano puede ser una cuestión complicada, porque con el desarrollo de la tecnología y medicina, la mayoría de los bebés nacidos a día de hoy llegan a la pubertad, así que el entorno ya se ha convertido en un factor mucho menos importante en la selección natural que en siglos previos cuando las epidemias, el hambre y la violencia mataban a 3 de cada 5 niños antes de cumplir 10 años.

¿Pero ya no hay selección natural entre humanos? La verdad es que no lo sabemos, pero algunos individuos sí que tienen más descendencia que otros, así extienden sus genes más lejos que otros. ¿Pero quiénes son?

  • las mujeres que empiezan a tener hijos a una edad muy joven
  • los hombres promiscuos que tienen muchas parejas sexuales
  • los que no tienen acceso, o no saben usar contraceptivos

No somos nadie para juzgar si eso es bueno o malo, y tampoco podemos decir si la ventaja de reproducción que tienen estos individuos se convertiría en un criterio de selección, porque estos comportamientos no son heredables de generación a generación. Ya son muchos los casos de madres que han tenido 7 hijos, pero luego cada uno de sus hijos tienen sólo uno, o ningún descendiente.

Las chicas que tienen hijos muy jóvenes son las que tienen "ventaja" de selección genética

Las chicas que tienen hijos muy jóvenes son las que tienen “ventaja” de selección genética

 

4. Las diferencias genéticas entre humanos ocurren sobre todo, a nivel de “raza”

El concepto de “razas humanas” es una idea que surgió en el siglo XIX, cuando científicos intentaron clasificar la diversidad humana en 3 o 4 categorías por rasgos físicos reconocibles, como el color de piel y la forma de los ojos.

Esa clasificación de razas también tenía connotaciones políticas, con el fin de distinguir “biológicamente” a las naciones colonizadoras de las naciones colonizadas.

Es cierto que los rasgos físicos son determinados por la expresión de los genes, pero los estudios de ADN demuestran que entre toda la diversidad genética entre seres humanos, sólo un 15% es dependiente del “origen geográfico ancestral”,  el resto está distribuida entre todas las poblaciones.

Migración de humanos desde África

Migración de humanos desde África

¿Por qué ? Nuestra especie había evolucionado en África hace 200.000 años, y hasta hace 70.000 años, los ancestros de todos seres humanos actuales vivían en la misma región. Entonces, algunos individuos empezaron a emigrar hacia otros continentes, formando comunidades en Europa, Asia, América y Oceanía. Como la lejanía geográfica aislaba unas poblaciones a otras, las mutaciones que surgieron en algunas poblaciones no llegaron a otras, así contribuyendo a las diferencias genéticas entre poblaciones.

Sin embargo, muchas mutaciones genéticas ya estaban presente en la población ancestral antes de la salida de África, y esta diversidad genética está heredada por todas las poblaciones descendientes. Considerando que el tiempo que nuestros ancestros que vivieron en África era mucho más largo que el tiempo que llevamos fuera, es lógico que la mayor parte de la diversidad genética humana no depende del origen geográfico de la población.

¿Puede un blanco de Escandinavia tenga más similitud genética con un negro de Etiopía que con otro blanco de Escandinavia? La respuesta es: sí, pero depende mucho de qué parte del genoma humana estamos comparando.

Personas de distintos colores no son necesariamente genéticamente más lejanos

Personas de distintos colores no son necesariamente genéticamente más lejanos