Tag Archives: judíos

Lo que dice la ciencia sobre “razas humanas”

14 Jul

Un tema muy polémico en la antropología es la pregunta: ¿existen razas humanas?

Para contestar esta pregunta, primero tenemos que definir la palabra “raza” en el sentido biológico. Y aplicando el mismo criterio, vamos a averiguar si los seres humanos puedan ser clasificados del mismo modo.

"Razas del hombre", siglo XIX

“Razas del hombre”, siglo XIX

La definición de “raza” en biología

En biología, “raza” normalmente se refiere a “subespecie“. ¿Pero qué es una “subespecie”?

Una “especie” biológica se refiere a un conjunto de organismos que pueden reproducirse entre sí y tener descendientes fértiles. Los leones son una especie, los lobos son una especie, los osos polares son una especie… Una “subespecie” se refiere a poblaciones de la misma especie con diferencias biológicas marcadas entre sí, pero siguen pudiendo reproducirse unos con otros.

El lobo (canis lupus), tiene 37 subespecies (canis lupus dingo, canis lupus lupus), correspondiendo a varias zonas geográficas, una de las cuales es el perro doméstico (canis lupus familiaris).

Subespecie: cans lupus lupus

Subespecie: cans lupus lupus

Subespecie: canis lupus dingo

Subespecie: canis lupus dingo

¿Cómo se divide una especie en varias subespecies?

Cuando miembros de una misma especie se separan en varios grupos y asientan en distintas regiones geográficamente aisladas, cada grupo evolucionará rasgos distintos debido a la endogamia. Cuando este aislamiento dure suficientes generaciones, los grupos podrán tomar caminos de evolución tan distintos que se convertirán en especies distintas, pero antes de llegar a este nivel, habrá una época en que cuando los distintos grupos vuelven a encontrarse, sus miembros aún pueden reproducirse entre sí y tener descendientes fértiles, a pesar de sus diferencias morfológicas.

Todavía no hay un consenso científico en el nivel de divergencia entre 2 poblaciones para clasificarse como “subespecies”, pero en general, hace falta que la diferencia genética entre cada población sea mayor que 30% de la diversidad genética total de la especie. Eso normalmente necesita un aislamiento durante miles de generaciones, con cero intercambio genético entre grupos.

Distribución de las subespecies de lobo

Distribución de las subespecies de lobo

Las “razas” de animales domésticos

Hablando de “razas” en animales domésticos, como perros, vacas o gatos, normalmente no se refiere a “subespecies”, sino a un grupo de estos animales que comparten ciertos rasgos físicos y comportamientos como fruto de la selección artificial.

Para criar una raza de perros de determinados rasgos, los criadores puedan empezar con una población basal de 100 machos y 100 hembras y encierran juntos los 10 machos y las 10 hembras que más poseen los rasgos deseados. Entre ellos reproducirán una generación de cachorros que tendrían ciertos rasgos más destacados que la generación anterior. Entre esta siguiente generación, los criadores repetirán el mismo apareamiento selectivo… 4 generaciones después, ya tendrán una raza nueva.

Entre perros, la gran mayoría de las razas sólo han sido criadas en los últimos 2 siglos, y siguen existiendo sólo porque los criadores continúan la práctica la crianza selectiva, bien por el capricho de los dueños, o por las labores que realizan.

Razas de perro

Razas de perro

El caso de los humanos

Los humanos modernos, homo sapiens, surgió hace 200.000 años en África y hace unos 60.000 años, unos pocos individuos salieron del continente. Desde entonces, nuestros ancestros han tomado una compleja red de rutas migratorias para poblar todos los continentes del mundo.

A pesar de las grandes distancias que separaban a unas poblaciones humanas de otras, pocos pueblos se han quedado totalmente aislados durante miles de años. Desde el paleolítico, siempre ha habido viajeros y tribus migratorias que recorrían largas distancias, que apareaban con gente de poblaciones lejanas y así manteniendo un constante flujo genético entre África, Oriente Medio, Europa y Asia. Según el análisis de nuestro ADN, sólo un 15% de la diversidad genética de nuestra especie depende del origen geográfico de la población en cuestión, bastante menos que el 30% necesario para clasificarse como “subespecies”.

Migraciones prehistóricas

Migraciones prehistóricas

En general, las pueblos geográficamente más cercanos comparten más afinidades genéticas, pero la relación no es lineal, porque en África, la cuna de la humanidad, hay mayor diversidad genética que el resto de los continentes juntos.

Así que, por consenso unánime de la comunidad biológica, todos los seres humanos vivos pertenecen a la misma especie, homo sapiens, y a la misma subespecie, homo sapiens sapiens. Aplicando este criterio, no existen razas humanas, o todos los seres humanos pertenecen a la misma raza.

La diversidad genética del pueblo bosquimano es mayor que el resto de los continentes juntos

La diversidad genética del pueblo bosquimano es mayor que el resto de los continentes juntos

¿Entonces, por qué somos tan distintos?

La afirmación de que “no existen razas humanas” no pretende decir que todos los humanos somos iguales, tampoco niega las diferencias entre gente de distintas regiones, sino sólo afirma que la diferencia genética entre distintas poblaciones humanas no es suficiente para clasificarnos como “subespecies”.

Los rasgos humanos externos, como el color de la piel y la forma de la nariz o los ojos, son fruto de varios factores: la expresión genética para adaptarse al entorno (fenotipo), la selección natural bajo distintas condiciones climáticas, la deriva genética, las normas de selección sexual, la dieta, y el mestizaje con otras poblaciones. Pero en general, las diferencias son muy superficiales y sufren constantes cambios.

Reconstrucción de un hombre de Rusia hace 35000 años.

Reconstrucción de un hombre de Rusia hace 35000 años.

La gran mayoría de los rasgos “raciales” que atribuimos a cada región es una evolución muy reciente. Según hallazgos arqueológicos, los indígenas americanos de hace 9000 años no se parecían mucho a los de ahora, los europeos de hace 8000 años tenían piel oscura y ojos azules, el pelo rubio apareció por primera vez hace solamente 10.000 años, y ningún cráneo encontrado en China hace más de 7000 años tenían los típicos “rasgos asiáticos”.

Estudios de ADN demuestran que los europeos modernos descienden de la mezcla de 3 poblaciones distintas hace apenas 5000 años: los cazadores autóctonos, los agricultores de Oriente Medio y los ganaderos de la estepa rusa. Más probable, ninguna de estas 3 poblaciones tenía los rasgos “raciales” de los europeos actuales, que surgieron como la mezcla de los 3.

Reconstrucción de europea occidental (Francia) hace 20.000 años

Reconstrucción de europea occidental (Francia) hace 20.000 años

Dicho esto, debido a adaptaciones a distintos entornos, la diferencia entre el sistema digestivo e inmunitario puedan variar bastante entre poblaciones. Un buen ejemplo es con las tribus aisladas de las Amazonas, cuyos miembros no tienen inmunidad a la mayoría de las enfermedades de las ciudades. Pero eso no es una cuestión de “raza” sino de adaptación, porque hay otras poblaciones indígenas de Brasil que comparten estrecho parentesco con las tribus aisladas pero sí que tienen inmunidad, gracias a siglos de exposición. Otro ejemplo es la tolerancia a lactosa, que lo tienen 100% de europeos de norte, 60% de europeos de sur, pero sólo 20% de asiáticos orientales.

Tribu amazónica

Tribu amazónica

El uso de la palabra “raza” en el lenguaje cotidiano

Coloquialmente, la palabra “raza” a menudo se usa para referirse a un grupo de personas que comparten ascendencia, origen geográfico, rasgos físicos o raíces culturales, pero el uso carece de validez científico, es totalmente subjetivo y la definición varia según el contexto.

En EEUU, por ejemplo, un censo racial en 1903 clasificaba a los inmigrantes anglo-germánicos como miembro de la “raza teutónico”, los irlandeses como miembros de la “raza celta”, los españoles e italianos eran de la “raza ibérica”…., Ahora todos los europeos son clasificados como de “raza blanca”, que suele excluir las poblaciones de Turquía, Líbano, Siria, Irán y Afganistán por tener religión musulmana, a pesar de que la mayoría de ellos son físicamente muy parecidos de los europeos de sur.

La definición de "raza blanca" a día de hoy suele excluir a todos los musulmanes, como los iraníes.

La definición de “raza blanca” a día de hoy suele excluir a todos los musulmanes, como los iraníes.

La diferencia ente “raza” y “grupo étnico”

Muchas veces, cuando decimos “raza”, lo que realmente queremos decir es “grupo étnico”.

Científicamente, “raza” es una terminología puramente biológica y genética, “grupo étnico” es un tema antropológico para describir un grupo de personas que comparten la misma identidad social, cultural y ancestral.

Por ejemplo, los kurdos son un “grupo étnico” porque representa a una población que habla la lengua kurda y practica las costumbres kurdas. Es cierto que la mayoría también descienden de padres kurdos, pero lo que hace el kurdo no es la sangre, sino la identidad cultural. Por ejemplo, los nietos de inmigrantes kurdos en Canadá que no hablan kurdo ni tienen conocimiento de sus raíces culturales, ya dejarán de ser miembro del pueblo kurdo.

Sin embargo, hablando de la “raza kurda” es un científicamente erróneo, porque por ser kurdo, uno no necesariamente se distingue biológicamente de un pueblo vecino, como los armenios, los árabes o los turcos.

Milicianas kurdas contra ISIS

Milicianas kurdas contra ISIS

Los tópicos raciales

Todos sabemos que hay muchos tópicos raciales, sobre todo en el terreno de deportes, porque hay algunas disciplinas, como el baloncesto y las carreras de correr, parecen ser dominadas por negros; otras, como la natación y el ciclismo, parecen ser dominadas por blancos.

Es cierto que la distinta fisonomía de las poblaciones pueden influir, pero la cultura y el estilo de vida también es un factor muy importante.

Carrera en Kenia

Carrera en Kenia

Por ejemplo, los altos tienen ventaja jugando a baloncesto y entre afroamericanos hay mucha gente alta, pero también es porque dentro de la comunidad negra en EEUU, el baloncesto es un deporte muy popular y muchos lo juegan desde pequeño.

Pero la situación no siempre ha sido así: en los años 20 y 30, la gran mayoría de los jugadores de baloncesto en EEUU eran judíos, porque en aquella época, eran ellos que vivían en los barrios marginales donde la vida social se centraba en las canchas de baloncesto.

Lo mismo sucede con el boxeo. Durante los años 40 y 50, muchos boxeadores norteamericanos eran de ascendencia italiana y judía. De los 60-90, la mayoría eran afroamericanos. Ahora, la mayoría son de origen latino o de Europa del éste.

Rocky Marciano vs Joe Louis, 1951

Rocky Marciano vs Joe Louis, 1951

En conclusión

El significado de la palabra “raza” varia según el contexto: si estamos hablando de biología (subespecie), de animales domésticos o de grupos humanos. Pero lo importante es, hay que saber que se tratan de conceptos totalmente distintos que no tienen paralelos.

 

Anuncios

Semitas, judíos, israelíes y sionistas

24 Jul

Debido al reciente conflicto entre Israel y Palestina, en lo que hasta ahora ha cobrado la vida de más de 650 palestinos y 32 israelíes, la ONU ha empezado una investigación a Israel por violaciones de derechos humanos.

Mucha gente opinamos de que esta“retaliación” de Israel contra Palestina ha sido totalmente exagerada, y que independientemente de quién tiene  razón, la mayoría de los que mueren ha sido gente inocente, con más de 100 niños.

Sin embargo, al leer varios comentarios en las redes sociales, me he dado cuenta de que mucha gente, por criticar a las acciones de Israel, se vuelca contra todos los judíos hasta hacer comentarios abiertamente antisemitas, y eso me preocupa. Por eso, dedico este post para hacer unas aclaraciones de la diferencia entre judío, semita, Israelí y sionista.

Bombardeo israelí de Gaza

Bombardeo israelí de Gaza

Empezamos con la definición de semita.

Antropológicamente, se refiere a los pueblos originarios de Oriente Medio que hablan un idioma perteneciente a la familia semita, y eso, a día de hoy, incluye a hebreo, árabe y malteño. Por supuesto, tanto judíos israelíes como árabes y malteños deberían ser considerados como “semitas”. Sin embargo, en la lengua cotidiana, la palabra “antisemita” se refiere solamente a la discriminación contra los judíos, pero como esa es la definición universalmente aceptada (aunque incorrecta), no la discutimos.

Rostros de los pueblos semitas en la antiguedad

Rostros de los pueblos semitas en la antiguedad

Ahora, vamos a ver quién es “judío”.

Tiene 2 definiciones, la más antigua se refiere a cualquier persona creyente de la religión de judaísmo. Sin embargo, como los creyentes de esta religión habían formado comunidades muy unidas con un alto grado de endogamia, ser judío también empezó a cobrar un sentido “étnico”, en referencia a cualquier persona que desciende de antepasados judíos, y sobre todo, de una madre judía.

Durante el último par de siglos, muchos judíos ya han dejado de ser religiosos. Algunos se convirtieron a otras religiones y otros se volvieron ateos, pero por ascendencia o afiliación cultural, siguen considerándose “judíos”.

Una tienda judaica en Nueva York, 1900

Una tienda judaica en Nueva York, 1900

A principios de siglo XX, la comunidad “judía” de Alemania y Europa Central era uno de los colectivos con mayor porcentaje de ateos , pero aún así, no dejaban de ser “judíos”, bien porque ellos se veían así, o porque otros les percibían así.

En ruso hay 2 palabras distintas para referirse a un “judío religioso” (иудаист) y un “judío étnico” (еврей). Sin embargo, durante la inquisición española o el holocausto nazi, los verdugos no perdonaron a los judíos religiosos ni a los étnicos.

El fotoperiodista Robert Capa era de origen judío húngaro, pero nunca había sido creyente.

El fotoperiodista Robert Capa era de origen judío húngaro, pero nunca había sido creyente.

Entonces, ¿es ser judío una cuestión religiosa o étnica?

Es una cuestión complicada. No todos los judíos son religiosos, pero étnicamente, tampoco tienen una identidad común.

Desde la época prerromana, comunidades judías habían formado en diversos países en Europa, África y Asia, y en cada lugar donde asentaron, desarrollaron lenguas, tradiciones y costumbres cotidianas muy distintas. A rasgos muy generales, se podían dividir entre judíos askenazis, que vivían en países del centro y éste de Europa, y sefardíes, que vivían en la Península ibérica, África del norte y el Oriente Medio.

Judíos askenazis de Alemania a principios de siglo XX

Judíos askenazis de Alemania a principios de siglo XX

Los askenazis, por haber convivido durante milenios con europeos, tienen un aspecto físico y forma de pensar muy parecidos a los europeos centrales; su lengua cotidiana era Yiddish, un dialecto de alemán mezclado con palabras de hebreo.

Los sefardíes, por haber convivido durante milenios con musulmanes, tienden a parecerse tanto físicamente como culturalmente más a árabes y magrebíes; hablaban varias lenguas cotidianas, pero una de las más importantes era ladino, un dialecto de castellano antiguo.

A parte de esas dos, también hay judíos yemeníes, indios y etíopes, que tienen cada uno sus propias tradiciones y sentido de identidad.

Una chica judía argelina de origen sefardí.

Una chica judía argelina de origen sefardí.

Pues, se puede decir que las 15 millones de personas que se identifican judíos en el mundo actual, incluyen a:

  • Creyentes de judaísmo
  • Personas que trazan sus antepasados a las comunidades judías de cualquier parte del mundo

Aunque no existen estadísticas oficiales, los segundos probablemente superan los primeros.

Los judíos israelíes vienen de todas procedencias.

Los judíos israelíes vienen de todas procedencias.

¿Qué es el sionismo?

Los judíos habían sufrido durante siglos persecuciones en casi todos los países donde habían asentado, con los peores casos en Europa Central y Éste. Desde finales de silgo XIX, con el auge de nacionalismo, algunos judíos creían que la única manera que podían dejar de ser discriminados era crear su propio estado-nación. ¿Y dónde iba a estar? En su supuesto territorio ancestral: Palestina.

A principio, el sionismo era una ideología sólo compartida por los nacionalistas judíos más radicales. La tendencia general de la mayoría de los judíos europeos era asimilarse en la sociedad gentil. En Alemania, Rusia, y el Imperio Austrohúngaro, matrimonios mixtos entre judíos y gentiles era cada vez más común, y muchos judíos, para evitar ser discriminados, intentaron todo para ocultar sus orígenes, al punto de convertirse en referentes de la cultura germánica y eslava. Otros se inscribieron en movimientos revolucionarios como el comunismo y anarquismo. Entre los bolcheviques, un alto porcentaje eran de origen judío, como Lenin y Trotsky.

Sin embargo, la recesión posterior de la Primera Guerra Mundial y la crisis económica de 1929 trajo a Europa una nueva oleada de antisemitismo, en la forma de nazismo.

El holocausto implantó un terror en los supervivientes en que independientemente de cómo integrados estaban en la sociedad europea, nunca estaban libres de persecución. Entonces, el sionismo se convirtió en la ideología dominante de la comunidad judía.

Cartel sionista, animando los judíos a emigrar a Israel

Cartel sionista, animando los judíos a emigrar a Israel

El origen de Israel

El estado de Israel se fundó en 1948, por oleadas de inmigrantes judíos, muchos supervivientes de holocausto, que venían primero de Europa y Norteamérica, luego de Oriente Medio y Magreb. Por supuesto, en el territorio donde fundaron el estado ya vivían comunidades árabes. La mayoría fueron expulsados de sus casas a los campos de refugiados, pero otros hicieron todo para quedarse. Los primeros se convirtieron en los palestinos, los segundos en los  árabes israelíes.

Entre 1948 y 1998, el territorio de Israel no dejó de expandirse, conduciendo a los palestinos a un territorio cada vez más estrecha, hasta sólo quedarse con la Franja de Gaza y algunas partes de Cisjordania.

La expansión territorial de Israel 1947-2000

La expansión territorial de Israel 1947-2000

La Franja de Gaza

La Franja de Gaza

Una aclaración de los términos

Mucha gente piensa que todos los judíos sean israelíes o pro-israelíes, que todos los israelíes sean judíos, y que todos los judíos sean sionistas. No hay nada más lejos.

Hay 15 millones de judíos en el mundo, e Israel sólo tiene una población judía de 5 millones, significa que 2/3 de judíos no son israelíes ni viven en Israel.

En EEUU, entre 5 y 6 millones de ciudadanos son de origen judío, y solo en la área Nueva York la población supera 1.5 millones.

Judíos ortodoxos manifestando en contra de Sionismo

Judíos ortodoxos manifestando en contra de Sionismo

¿Están los judíos americanos detrás de las acciones de Israel?

Es cierto que entre los pro-israelíes en EEUU hay lobbies judíos, pero según varias  encuestas, la mayoría de los judíos americanos ni siquiera se consideran sionistas, y 70% de ellos se declaran de “izquierdas”.

En cambio, los estadounidenses que más apoyan a Israel son los cristianos evangélicos y algunos sectores más radicales de la derecha, la mayoría de los cuales son blancos protestantes.

Entre la población de Israel, tampoco toda la población es judía. Un 20% son árabes de religión musulmana y cristiana, pero tienen la ciudadanía israelí.

A día de hoy, las voces más críticas de Israel también suelen venir de la comunidad judía, tanto desde dentro como fuera de Israel. De hecho, muchos judíos ortodoxos están abiertamente en contra del sionismo, alegando que instalarse en la tierra sagrada era una grave violación contra la voluntad de Dios.

El juez Richard Goldstone es un juez sudafricano de origen judío muy crítico con la política de Israel hacia Palestina.

El juez Richard Goldstone es un juez sudafricano de origen judío muy crítico con la política de Israel hacia Palestina.

Ser pro-judío NO es lo mismo que ser sionista

Yo, como hijo de una familia china emigrada al Occidente, siempre he sentido mucha solidaridad con el pueblo judío en Europa, no sólo porque los judíos askenazis y los chinos compartimos muchas costumbres en común (como el concepto familiar, las madres autoritarias, la exigencia académica y la ética de trabajo), sino también porque el diáspora chino en Asia y el diáspora judío en Europa tienen una historia muy parecida.

Ambos han fundado comunidades que han prosperado socioeconómicamente en países donde los nativos les repudian, y a pesar de haber vivido varias generaciones ahí y hecho importantes contribuciones al desarrollo económico y cultural, siempre son percibidos como un problema, en vez de un recurso, para la sociedad.

Siendo minorías étnicas con un nivel económico y académico superior al medio, durante los años de vacas flacas, los políticos populistas, tanto de la izquierda como de la derecha, les convierten en el chivo expiatorio ideal, y en el peor de los casos, víctimas de linchamientos.

Las comunidades judías en diaspora, igual que las chinas, han sido frecuentemente víctimas de ira popular.

Las comunidades judías en diaspora, igual que las chinas, han sido frecuentemente víctimas de ira popular.

Pero igual que muchos judíos europeos a principios de siglo XX, no soy partidario al sionismo, porque no creo que la mejor forma de luchar contra la discriminación sea crear tu propio estado donde puedes repetir la discriminación contra otras minorías.

De hecho, lo que más me siento identificado con la cultura judía antes de fundar el estado de Israel es la mentalidad cosmopolita, el sentimiento de pertenecer a varias nacionalidades pero de ninguna en concreto, la defensa de la tolerancia multicultural en una sociedad plural, el rechazo a los nacionalismos y las políticas de identidad, la simpatía hacia los movimientos revolucionarios pero la desconfianza hacia los populismos, y sobre todo, el complejo de que independientemente de cómo te esfuerzas en integrarte en la sociedad donde vives, siempre serás considerado como un forastero.

Una Historia del Bronx

23 Dic

Todo el mundo ha oído hablar del Bronx. Para muchos es sinónimo a la decadencia urbana, una barriada poblada de los más marginados, plagada de delincuencia, drogas y bandas callejeras. En el lenguaje popular, desde China hasta España, mucha gente se refiere a cualquier barrio chungo de su ciudad como “el Bronx”.

Hace poco he hecho un estudio sobre la historia de este municipio, y llego a la conclusión de que la decadencia del Bronx era un caso más bien especial (sino único) provocado por la combinación de varios fracasos en la planificación urbanística. Las verdaderas causas seguro que son mucho más complejas, pero aquí comparto un resumen.

El Bronx está ubicado en el norte de Manhattan

El Bronx está ubicado en el norte de Manhattan

Antes de los 1940s

Administrativamente, la ciudad de Nueva York se divide en 5 municipios: Manhattan, Bronx, Brooklyn, Queens y Staten Island. El Bronx ocupa la zona más al norte, separada de Manhattan del Harlem River. “El Bronx” de la imaginación popular se refiere solamente a la parte sur del municipio, porque los barrios del norte siempre han sido zonas residenciales de la clase media-alta.

El sur de Bronx fue urbanizado a principios de siglo XX, cuando llegó la oleada de inmigración más importante de la historia de EEUU. La mayoría de los inmigrantes se concentraron en las barriadas empobrecidas en la parte sur de Manhattan, con docenas de familias masificadas en infraviviendas verticales de 4-5 plantas. El Bronx, con sus viviendas unifamiliares más espaciosas, avenidas anchas, parques y zonas recreativas, era el sueño de muchos inmigrantes.

Niños en el Bronx, 1920s

Niños en el Bronx, 1920s

A partir de la Primera Guerra Mundial, El Bronx se convirtió el destino popular para los hijos de irlandeses, italianos, griegos, polacos, españoles, alemanes y (sobre todo) judíos de Europa del Éste que habían mejorado su nivel socioeconómico en respecto a los padres. En los años 30, casi 45% de los residentes del Bronx eran de origen judío, convirtiéndolo en la segunda Judería más importante de Nueva York después del Lower East Side de Manhattan.

Entonces, la fama que tenía el Bronx era la de un típico municipio obrero, de calles bulliciosas llenas de panaderías, carnicerías, ferreterías, costureros, fruterías, tabernas, ropa tendida en los balcones y vecinos reunidos en los portales. La mayoría de los barrios eran segregados por origen étnico, con italianos, irlandeses y judíos ocupando sus perspectivas manzanas. Ya tenía fama de ser un caldo de cultivo de “tipos duros”: boxeadores, macarras, buscavidas y gánsteres, pero la mayoría de los residentes era gente humilde, trabajadora, con un fuerte sentido de familia y comunidad, que vivía en pisos de alquiler de renta controlada.

En 1936, la mayoría de los residentes del Bronx eran hijos de inmigrantes europeos

En 1936, la mayoría de los residentes del Bronx eran hijos de inmigrantes europeos

La vida social se centraba en una gran avenida llamada The Grand Concourse que recorría 6 kilómetros del norte al sur de Bronx, repleta de tiendas de moda, teatros, cines, restaurantes y discotecas. Algunos la llamaban “El Park Avenue de la clase obrera”.

Una ilustración del Grand Concourse

Una ilustración del Grand Concourse

Los años pos-guerra

La prosperidad de los años pos-guerra trajo un boom de la construcción. En el norte de la ciudad se levantaron nuevas urbanizaciones de chalets que se vendían a precio barato. Miles de residentes judíos, italianos e irlandeses, atraídos por la perspectiva de tener su propia vivienda, abandonaron el Bronx para trasladarse a las nuevas urbanizaciones. Sus plazas fueron relevadas por miles de afroamericanos y puertorriqueños, la mayoría trabajadores industriales recién-llegados a Nueva York desde el Sur y el Caribe.

Niños haciendo cola para entrar en el cine, 1959

Niños haciendo cola para entrar en el cine, 1959

Esta primera oleada de los negros y puertorriqueños instalados en el Bronx era de un origen social muy parecido a los inmigrantes europeos que les precedían: gente humilde y trabajadora con un fuerte sentido de comunidad. A pesar del cambio demográfico, el carácter del Bronx se mantenía.

Hasta ahí todo se había ido bien. Sin embargo, a partir de los años 60, el ayuntamiento de Nueva York tomó varias decisiones que resultaron desastrosas para el municipio.

El Cross-Bronx Expressway y la solución “chapuza”

A finales de los años 50, la extensión de la ciudad de Nueva York crecía a un ritmo mucho más rápido del crecimiento demográfico. Para facilitar la comunicación entre las nuevas urbanizaciones de chalets del norte y el centro de Manhattan, el ayuntamiento ordenó construir una autovía que conectaba a estas comunidades directamente con el corazón de Nueva York, traspasando el medio del Bronx cortando el municipio en dos, llamada el Cross-Bronx Expressway.

Cross-Bronx expressway

Cross-Bronx expressway

Con la construcción de esta carretera, los barrios situados en el sur del Bronx se encontraron cada vez más aislados, y cuando los inquilinos se iban, los propietarios tenían cada vez más dificultades en alquilar su piso. Para acatar el problema, el ayuntamiento ofreció subvenciones a los propietarios para acoger a inquilinos entre la clase “no-trabajadora”, familias que subsistían de ayudas sociales. Eso incluía a ex presidiarios, alcohólicos, enfermos mentales y los crónicamente desempleados.

En una cuestión de pocos años, la convivencia se deterioró de forma  notable. Cuando los antiguos vecinos exigieron una solución urgente, el ayuntamiento les respondió con la construcción de una nueva urbanización cooperativa en el norte extremo del Bronx, llamada Co-op City.

Los rascacielos son Co-op city, una cooperativa creada en los 1970s

Los rascacielos son Co-op city, una cooperativa creada en los 1970s

El final de los años 60 vio el éxodo de las últimas familias de clase trabajadora hacia Co-op City, convirtiendo el sur del Bronx de un “barrio obrero de trabajadores” a un “barrio marginal de no-trabajadores”. En una cuestión de 10 años, el municipio había perdido más de la mitad de la población (de 1.2 millones a 600.000). Muchas calles que antes estaban llenas de negocios del barrio se convirtieron en un baldío de locales vacíos y viviendas desocupadas.

Los años 70, el Bronx se arde

El precio de las viviendas en el Bronx sufrió una fuerte caída durante los años 60, y muchos propietarios, para no perder el valor de su casa, contrataron a pirómanos a quemar su casa para cobrar el seguro. Durante toda la década de los 70 había un incendio en el Bronx cada mes, algunos de los cuales también fueron provocados por los propios inquilinos, para que el ayuntamiento les realojara a una vivienda de mejor calidad.

Incendio en el Bronx, 1980s

Incendio en el Bronx, 1980s

Como la zona no salía rentable para los inversores, la mayoría de los edificios quemados fueron abandonados en estado carbonizado. Las estructuras quemadas y derelictas atraían aún más los elementos más marginales de la sociedad, convirtiéndose en centros de distribución de droga, prostitución, o lugares de reunión para bandas callejeras.

Bronx, años 80

Bronx, años 80

El ayuntamiento daba la zona por “perdida” y la mayoría de los neoyorquinos, hasta la policía, trataba de evitarlo lo más posible.

Al mismo tiempo, las comunidades del Bronx, la mayoría de origen afroamericano y puertorriqueño, también desarrollaron su propia cultura a raíz de la pobreza, la más destacada siendo el hip-hop, el break-dance, el grafiti y la música Salsa.

El hip hop y el break dance nacieron en el Bronx durante los 70

El hip hop y el break dance nacieron en el Bronx durante los 70

La mala fama del Bronx también lo convirtió en escenario de muchas películas de bandas callejeras, como The Warriors, The Wanderers y Rumble in the Bronx.

Aquí pongo el enlace de una película documental rodada en 1979: 80 Blocks from Tiffany’s, sobre las verdaderas bandas callejeras y de moteros que dominaban las calles del Bronx durante los 60 y 70.

 

El renacimiento: 1990 –

A partir de los años 90, el ayuntamiento de Nueva York ha lanzado varios planes de renovación urbanística del Bronx. Muchos de los edificios quemados fueron reconstruidos, y una nueva oleada de inmigración trajo nuevos residentes al barrio, la mayoría de Latinoamérica y Asia. Las calles que llevaban décadas abandonadas se llenan otra vez de tiendas de alimentación, locutorios, supermercados y cafeterías. Pero a pesar de esa notable mejora, el Bronx sigue siendo el municipio más conflictivo de Nueva York, con la mayor tasa de pobreza, delincuencia, abandono escolar y problemas de salud.

Calle en el Bronx, 2012

Calle en el Bronx, 2012

Algunos especuladores ya tienen un ojo puesto en el Bronx para transformarlo en un “zona de moda”. Si eso sucediera, los residentes actuales del Bronx se encontrarían otro problema: el desplazamiento y la pérdida de una comunidad humilde pero estable que había tardado tanto tiempo y esfuerzo en reconstruir.

Aquí os dejo con un enlace de 2 videos: uno era una recopilación de varias películas rodadas en el Bronx durante los 70, otro es un video casero rodado en los mismos barrios en 2011. Se nota mucho los cambios.

Mestizos, sin patrias, o ciudadanos del mundo

16 Nov

Ayer cuando estuve en la clase de boxeo, uno de los monitores me hizo una pregunta inesperada:

“¿De dónde eres…? Déjame adivinar …. Eres…… ¡estadounidense!”

Le contesté que no, que soy británico.

Me dijo que había adivinado “estadounidense” por mi acento inglés, y el hecho de que entre norteamericanos hay bastante gente de ascendencia asiática, pretendiendo que sabía desde principio que no era un chino nacido en China, porque mi fisonomía, mi forma de vestir y mi forma de gesticular no se parecían nada a los “típicos chinos de las tiendas”.

A pesar de haberse equivocado, era una de las pocas personas que no habían asumido directamente que mi nacionalidad era china o japonesa solo por ver a mis rasgos orientales.

Una foto de mí. Poca gente adivinaría que mi nacionalidad es británica, pero por el momento, me siento más "madrileño"

Una foto de mí. Poca gente adivinaría que mi nacionalidad es británica.

Muchas veces, también me hago a mi mismo esta misma pregunta: ¿de dónde soy? ¿de qué nacionalidad soy? ¿dónde está mi patria?

Oficialmente, mi pasaporte dice que nací en el Reino Unido y mi nacionalidad es británica, pero mis 2 padres nacieron en China. Cuando tenía 9 años, fuimos toda la familia a vivir en Taiwan y regresamos al Reino Unido cuando tenía 14. Pasé los años más claves de mi juventud en Londres, donde estudiaba y trabajaba rodeado de gente de diversas nacionalidades. Ahora, llevo más de 10 años viviendo Madrid, donde me encuentro totalmente integrado en la sociedad autóctona.

Hablando de mis costumbre gastronómicas, diría que soy principalmente chino, de mi gusto musical (y cervecera) y sentido de humor , me considero británico, la sociedad donde me siento mejor integrado y aceptado es sin duda la española. Debido a que tengo muchos familiares en EEUU, también siento ciertos lazos hacia aquel país, aunque solo lo he conocido de visita.

Hablando de sentimientos, diría que el lugar donde más  me siento identificado en este momento es Madridpero me puedo imaginar si mañana me toca mudarme a Moscú, igual después de varios años ahí me haría moscovita. Lo que es cierto es que todos los lugares donde he vivido, o donde tengo algún lazo familiar, ha dejado una huella en mi sentido de identidad.

Ricken Patel, el fundador de Avaaz.org, es canadiense, pero sus raíces familiares son indios y británicos

Ricken Patel, el fundador de Avaaz.org, es canadiense, pero sus raíces familiares son indias y británicas

Con la globalización, la gente que siente identificada con varias nacionalidades pero ninguna en concreto, somos cada vez más. Algunos sociológos nos llaman “ciudadanos del mundo”. A mí este nombre me parece un poco excesivo, porque el mundo es un lugar muy grande con culturas demasiadas diversas. Por ejemplo, nunca me veo capaz de sentirme a gusto en un país con una sociedad muy machista o con mucha segregación de sexos, porque van demasiado en contra de mis principios.

En vez de decir “ciudadano del mundo”, quizás la palabra más adecuada sería simplemente “mestizo”.

Por supuesto, los mestizos siempre han formado un porcentaje importante de los países de inmigración, como EEUU, Canadá y Australia porque los hijos de inmigrantes a menudo sienten identificados tanto con el país donde han nacido como el país donde nacieron sus padres. Durante las últimas décadas, hay otro fenómeno en EEUU que se hace cada vez más visible: que los hijos y nietos de inmigrantes, de diversos origenes continentales, se están mezclando a un ritmo más rápido que nunca, fundiendo las antiguas divisiones étnicas.

NATIONAL GEOGRAPHIC ha publicado un estudio sobre la experiencia de los “mestizos norteamericanos”, y he topado con 2 casos muy interesantes.

http://www.npr.org/2013/11/11/242357164/seeing-opportunity-in-a-question-where-are-you-really-from

El primero se trata de un neoyorquino de Brooklyn cuyo padre es japonés y madre es judía procedente de Europa del Éste.

Alex Segiura es medio japonés medio judío centroeuropeo. Mucha gente lo confunde con latinoamericano

Alex Segiura es medio japonés medio judío centroeuropeo. Mucha gente lo confunde con latinoamericano

Él tiene un apellido japonés, nombre inglés, pero rasgos muy parecidos a mucha gente de Latinoamérica. En cambio, tiene un hermano que parece 100% asiático.

Muchas veces, la gente le ha confundido con latino y le habla en español, y por esta misma razón, ha aprendido el idioma para no decepcionar a la gente.

Reconoce que su herencia particular le ha dado la ventaja de poder “esquivar” los tópicos asociados a los asiáticos (qué él consideraba gravemente ofensivos), pero a veces sufren en la calle la discriminación dirigida a latinos, aunque él no lo es.

Étnicamente, sin embargo, se identifica como “judío”, por sus creencias religiosas.

http://www.npr.org/2013/10/14/231447526/holding-onto-the-other-half-of-mixed-race

Esta familia norteamericana se considera de origen "noruego"

Esta familia norteamericana se considera de origen “noruego”

El segundo se trata de una mujer noruega viviendo en EEUU, que ha tenido 2 hijos mulatos con un negro americano, pero les ha criado sola y con su segundo esposo, también de origen noruego.

Así que, los 2 chicos, ahora ya adultos, a pesar de tener la piel oscura, étnicamente se identifican como “americanos de raíces noruegas” por la estrecha relación que mantienen con el país nórdico. Sin embargo, otras personas no les perciben como tal y siempre les dicen: “no podéis ser noruegos porque no sois rubios con ojos azules”.

Esta niña neoyorquina tiene ascendencia china, indonesia, alemana, polaca y galesa, pero 100% americana

Esta niña neoyorquina tiene ascendencia china, indonesia, alemana, polaca y galesa, pero 100% americana

Durante muchas décadas, la administración estadounidenses ha confundido el significado de 2 términos: “etnia” y “raza”, que en realidad, son conceptos bien distintos porque el primero se refiere a una identidad cultural, idiosincrática o lingüística, el segundo solamente se refiere a la herencia genética asociada a la apariencia externa.

Por ejemplo, blanco, negro, asiático no son etnias, sino “razas”, porque se refieren a la apariencia física, pero árabe, persa, kurdo, ruso, griego, chino han, yoruba, gitano, beréber o bantú sí que son identidades “étnicas”, porque se refieren a colectivos que comparten una determinada lengua, idiosincrasia o memoria histórica en común.

Hay países étnicamente diversos pero racialmente homogéneos, como en Europa del Éste y el Oriente Medio, también hay países racialmente diversos pero étnicamente homogéneos, como Brasil y Cuba. Hay países étnicamente y racialmente homogéneos, como Japón y Corea del Sur, y también países con mucha diversidad tanto en el sentido racial como en el sentido étnico, como India, Afganistán, Sudáfrica y Etiopía.

En casos como EEUU y Canadá es muy difícil clasificar la situación, porque con el mestizaje y la asimilación cultural, muchas identidades, tanto racial (blanco, negro) como étnica (italoamericana, chino-americana, judeo-americana) se están fundiendo o redefiniéndose a medida que transcurre cada generación. Durante las últimas décadas, esta tendencia también se ha extendido a muchas ciudades grandes de Europa y Asia, como Londres, Paris, Berlín, Bruselas y Ámsterdam.
30mixed1_span-articleLarge[1]

Es imposible adivinar la nacionalidad de estos jóvenes por el aspecto

Es imposible adivinar la nacionalidad de estos jóvenes por el aspecto

Recuerdo que hace unos meses había visto una charla de TED, en que el divulgador nació en la India, pero vivió casi toda su infancia en el Reino Unido, y nada más de terminar la carrera, se fue a vivir en EEUU, y durante los últimos años, el país donde más se siente en casa es Japón.  Él hablaba de que los “mestizos” en general tienen una tendencia mucho mayor de casarse con otros “mestizos”.

Por ejemplo, cuando el hijo de un alemán y una tailandesa nacido en Londres, conoce a la hija de un iraní y una francesa nacida en Ámsterdam, podría sentir mayor complicidad con ella que con cualquier británica, alemana o tailandesa, porque comparten la misma experiencia de vivir entre varias culturas y de haber sufrido los mismos conflictos de identidad; y si se casan, es muy probable que se instalen en otra ciudad cosmopolita, como Nueva York, Berlín o Toronto, donde abundan casos como ellos.

Para una minoría de reaccionarios, nacionalistas y salvapatrias, el mestizaje sigue representando una amenaza a la identidad nacional, una degradación de morales y una pérdida de valores tradicionales, pero en realidad, es lo que siempre ha sucedido a lo largo de la historia humana, sólo que ahora sucede de forma más rápida, y más pacífica.

Divisiones sociales en la sociedad israelí, y los rusos

5 Feb

A pesar de que los medios hablan mucho del conflicto israelí-palestino, pocas veces se hablan de las divivisiones internas de la sociedad israelí, que en realidad, está formada por inmigrantes de diversas culturas, tradiciones, e ideologías.

En total, la sociedad israelí puede dividirse en los siguientes segmentos:

  • Judíos “askenazíes” – de origen europeo, forman la élite económica e intelectual. La mayoría son laicos y practican costumbres occidentales. Tienden a votar la izquierda
  • Judíos “orientales” – de origen magrebí o asiático. La mayoría tienen menor nivel de estudios y son practicantes de la religión. Tienden a tener valores conservadores y muchos votan la derecha
  • Judíos rusos – inmigrantes de la antigua URSS que llegaron durante los años 90
  • Judíos etíopes – inmigrantes de los años 80 y 90. La primera generación solían vivir en guetos cerrados, pero los hijos nacidos en Israel se han integrado bastante completo entre la comunidad “oriental”. Sin embargo, por el color de piel oscura, sufren discriminación en varios ámbitos
  • Judíos ortodoxos – los que llevan sombrero, trenza y barba. Suelen vivir en comunidades cerradas, practicando costumbres muy tradicionalistas. Ejercen una creciente presión en la sociedad, muchas veces entrando en conflicto con la élite “askenazi”.

A parte de los judíos, también tienen una importante minoría de “israelí árabes”, que son árabes con la ciudadanía israelí. Más o menos la mitad son cristianos y la otra mitad musulmanes. Son exentos de servicio militar.

israelíes de origen etíope

israelíes de origen etíope

En este artículo en EL PAÍS hablan de uno de los colectivos más militantes de la sociedad israelí: los inmigrantes rusos.

http://internacional.elpais.com/internacional/2013/01/18/actualidad/1358533489_393385.html

Los judíos rusos empezaron a llegar a Israel a partir de los 90, pero debido a 70 años de gobierno soviético, la mayoría ya han perdido contacto con la religión, y culturalmente están totalmente asimilados a la cultura eslava.

En Israel, forman una minoría bastante cerrada, que suelen vivir en sus propios guetos donde practican costumbres totalmente rusas: como beber vodka y comer salchichas de cerdo.

Muchos israelíes nativos tienen una visión bastante negativa de ellos, ya que los medios les vinculan con la delincuencia, la prostitución, el alcoholismo y el crimen organizado.

Irónicamente, a pesar de ser los menos “judíos” de los judíos en nivel religioso, la mayoría son ideológicamente muy nacionalistas a la hora de defender el estado de Israel, y suelen ser partidarios a políticas muy duras contra los palestinos y árabes en general. Muchos candidatos de ultraderecha buscan sus votos entre esta comunidad.

veteranos soviéticos en Israel

veteranos soviéticos en Israel

El Regreso del “Kibutz” en Israel

5 Feb
Miembros de un kibutz

Miembros de un kibutz

Hace un par de semanas salió este interesante artículo en El País:

http://elpais.com/elpais/2013/01/16/eps/1358358236_516486.html

El “kibutz” era una clase de “comuna” establecida en Israel durante los años de la fundación del país, donde los emigrantes judíos llegados a la tierra prometida fundaron “empresas colectivistas” bajo principios igualitarios.

Todos los miembros, independientemente de edad, sexo, o origen nacional, tenían asignados un puesto de trabajo y compartían todos los recursos, cosechas y ganancias a partes iguales, y todas las decisiones estaban tomadas en asamblea. No circulaban dinero ni existía propiedad privada, sino todos los recursos pertenecían a la comuna.  Con el fin de minimizar las diferencias sociales entre familias de mayor o menor recurso, los niños eran criados en “casa de niños”, separados de sus padres. De hecho, no había espacios para familias, sino cada miembro tenía asignado su propio cuarto, y las “parejas” se formaban cuando uno dormía con regularidad en el cuarto de otro.

Los “kibutz” tuvieron éxito durante los años 50 y 60, durante la construcción del país, pero a partir de los 70, cuando el nivel de vida iba mejorando, las nuevas generaciones más consumistas optaron por una vida más individualista, y la mayoría de las comunas se echaron al cierre.

Sin embargo, debido a la crisis económica, muchos jóvenes están reinventando el movimiento, fundando nuevas comunas como una mezcla entre empresa-corporativa. Distinto a los “kibutz” tradicional, los nuevos pagan en dinero metálico y permiten espacios para familias. En otras palabras, es como una urbanización PAU donde todo el mundo trabaja en la misma empresa y comparte las ganancias.

¿puede ser la solución a la crisis?

Bosnios, judíos, y el futuro de las identidades étnicas de origen religioso

4 Feb

Vivimos en un tiempo de transición clave para las identidades nacionales y culturales.

A causa de la globalización económica, las migraciones, el mestizaje, el surgimiento de la cultura global, y la decadencia de las instituciones religiosas, identidades culturales milenarias tienen ya sus días contados, mientras nuevas identidades surgen.

Durante los últimos siglos, muchas identidades nacionales se
 han definido principalmente por la religión que profesan. 2 ejemplos destacados son los “musulmanes bosnios” y los
 judíos.

 Los musulmanes bosnios no se diferencian de sus vecinos
 serbios, croatas y montenegrinos por la lengua ni por las costumbres, sino 
solamente por la herencia religiosa, legado de la ocupación turca de los Balcanes de casi 500 años.
 Desde mediados de siglo XX, pocos ya practican el Islam. El
 único que les identifican como “musulmanes” son los apellidos y los días festivos que celebran (de forma cada vez más laica). Sin embargo, los serbios les siguen considerando “diferentes”, hasta el punto de querer
 exterminarlos en la guerra de los años 90. Pero la cuestión es, si ya han dejado de ser creyentes de la religión que les han definido como un grupo distinto, ¿qué sentido tendrán de seguir considerándose “musulmanes”?

niños bosnios durante la guerra civil

niños bosnios durante la guerra civil

Los judíos también han sido un grupo que se han identificado
 por la fe, que era la causa de haber sufrido persecuciones durante toda la edad 
media.

 Curiosamente, desde finales de siglo XX, muchos judíos, 
sobre todo los de Rusia y Centro Europa, hartos de sufrir discriminación, optaron por abandonar la religión y volverse ateos. De hecho, a principios de siglo XX, el porcentaje de ateos entre
 judíos en Europa era bastante más alto que entre nacionalidades de 
herencia cristiana. Muchos judíos ateos intentaron hacer todo para
 integrarse en la sociedad gentil, hasta el punto de hablar y escribir 
alemán y ruso a la perfección y alejarse lo más posible de las tradiciones
 judías. Típicos ejemplos incluyen la familia del escritor Franz Kafka, Karl Marx, el
 músico Wagner, el escritor Isaac Babel, y la mayoría de los revolucionarios
 bolcheviques, como Lenin y Trotsky.

 Sin embargo, el rechazo hacia la comunidad judía era tan
 arraigada que los judíos “ateos” seguían siendo tratados como “judíos”, excluidos de círculos sociales respetables y durante cualquier crisis económico, señalados como “cabezas 
de turco”. Muchos intentaron casarse con gentiles pero encontraron las puertas 
cerradas. Desde entonces, la identidad judía pasó de ser una 
identidad religiosa a una identidad “étnica”, porque un judío ya
 no se definía como alguien que profesaba la religión, sino alguien que descendiese de judíos.

Kafka era el típico ejemplo de un judío "asimilado" en la sociedad gentil

Kafka era el típico ejemplo de un judío “asimilado” en la sociedad gentil

Los judíos ateos que seguían sufriendo 
discriminación empezaron a abrazar una nueva ideología: el sionismo: la 
idea de construir un estado nación en su tierra ancestral, solo para personas
 de origen judío, creyente o no creyente. Este proyecto se materializó cuando fundaron el estado de Israel en 1948. Irónicamente, muchos de los sionistas más militantes,
 tanto como los “nacionalistas israelíes” más radicales de hoy, son
 no-creyentes.

A día de hoy, la población judía de Israel es muy diversa: 
incluyendo inmigrantes de diversas naciones de Europa, Oriente Medio, África
 del Norte, Rusia e India, cuyo único denominador es haber descendido de linajes 
judíos. A pesar de la influencia ejercida por las comunidades ortodoxas, el resto de 
la población está volviéndose cada vez más atea. De hecho, muchos israelíes, sobre todo los inmigrantes de Rusia, no sabe nada, ni quiere saber nada, de su religión ancestral.

Pero, con la decadencia de la religión, a largo plazo, ¿sobrevivirá la identidad judía? ¿Cómo un
concepto “religioso” o un concepto “étnico”?

 Si la esencia de ser israelí depende cada vez menos en el
 factor religioso, ¿algún día Israel abandonará el criterio de haber nacido
 judío para conceder la ciudadanía?