Los matrimonios mixtos – hacia una evaluación objetiva

13 Abr

La mayoría de los sociólogos están de acuerdo de que la tasa de matrimonios mixtos es uno de los indicadores más fiables del nivel de integración de una sociedad.

Es un tema que siempre me ha interesado porque forma parte de mi propia historia familiar. Mi familia originó en China, pero emigró primero a Taiwan, luego a EEUU, y más tarde asentó en Inglaterra. A día de hoy, mis primos, mi hermana y yo vivimos entre 4 países (Taiwan, Alemania, EEUU, España) y tenemos parejas de 5 nacionalidades distintas.

Una pareja joven

Una pareja joven

Para estudiar las tendencias y impacto de matrimonios mixtos, primero hay que definir qué es un “matrimonio mixto”.

En EEUU, debido a su historia particular de segregación racial, define una pareja mixta como una entre personas de “razas distintas”.  Como ahí, las categorías raciales solo incluyen a blanco, asiático, latino, negro, indígena; una pareja mixta se define cuando se trata de uniones blanco/negro, blanco/latino, asiático/latino etc.. Sin embargo, el matrimonio entre keniata y afroamericano no lo es porque los 2 son de “raza negra”, tampoco es entre alemán y turco porque ambos son de “raza blanca”.

porcentajes de "matrimonios mixtos" por raza en EEUU, 2010

porcentajes de “matrimonios mixtos” por raza en EEUU, 2010

En 2010, el tipo de matrimonio mixto más común en EEUU era blanco/latino

En 2010, el tipo de matrimonio mixto más común en EEUU era blanco/latino

En Europa, por lo contrario, la mayoría de los países no recogen datos del “origen racial” de sus ciudadanos, así que una “pareja mixta” se trata de una unión entre nacionalidades distintas. Como la ciudadanía se puede adquirir, muchos estudios toman en cuenta la “nacionalidad de nacimiento” para diferenciar a los inmigrantes nacionalizados. En 2012, sociologos italianos hicieron un estudio comparando la tasa de “matrimonios mixtos” entre países europeos, y sacaron datos sorprendentes.

Belgium (BE), Bulgaria (BG), the Czech Republic (CZ), Denmark (DK), Germany (DE), Estonia (EE), Ireland (IE), Greece (EL), Spain (ES), France (FR), Italy (IT), Cyprus (CY), Latvia (LV), Lithuania (LT), Luxembourg (LU), Hungary (HU), Malta (MT), the Netherlands (NL), Austria (AT), Poland (PL), Portugal (PT), Romania (RO), Slovenia (SI), Slovakia (SK), Finland (FI), Sweden (SE), the United Kingdom (UK), Iceland (IS), Norway (NO) and Switzerland (CH)

Belgium (BE), Bulgaria (BG), the Czech Republic (CZ), Denmark (DK), Germany (DE), Estonia (EE), Ireland (IE), Greece (EL), Spain (ES), France (FR), Italy (IT), Cyprus (CY), Latvia (LV), Lithuania (LT), Luxembourg (LU), Hungary (HU), Malta (MT), the Netherlands (NL), Austria (AT), Poland (PL), Portugal (PT), Romania (RO), Slovenia (SI), Slovakia (SK), Finland (FI), Sweden (SE), the United Kingdom (UK), Iceland (IS), Norway (NO) and Switzerland (CH)

El Reino Unido, que durante años ha presumido de tener la tasa más alta de parejas “interraciales” (entre blancos, negros, asiáticos), ha sacado una nota más baja que Francia, con su fama de ser una sociedad más cerrada y xenófoba. Las nacionalidades más “exogámicas” son los suizos, luxemburgueses, franceses, y los países bálticos; las más “endogámicas” son las de sur y éste.

Sin embargo, aunque el “método europeo” puede indicar el nivel de integración social en países como España, Italia o Irlanda donde la inmigración es un fenómeno del siglo XXI, omite datos importantes en países como Francia, Reino Unido o Bélgica que llevan varias generaciones de convivencia multiétnica.

Por ejemplo, una pareja formada por un ciudadano francés de padres argelinos y otra de padres españoles no se clasifica como “mixta” porque ambos son ciudadanos franceses nacidos en Francia. Sin embargo, un británico de familia paquistaní que se casa con una chica del pueblo de sus padres sí que lo es, porque los 2 nacieron en países distintos.

Suiza, que ha sacado la nota más alta, también tiene otros factores para tomar en cuenta. Dividida entre 3 comunidades linguisticas, no es de sorprender que un suizo francófono se case antes con una ciudadana francesa que con una compatriota de hablar-alemana. Además, es el único país europeo que no concede la nacionalidad a hijos de inmigrantes nacidos ahí. Así es probable que muchos de los “extranjeros” casados con suizos es gente nacida y criada en el mismo país.

La sociedad francesa, desde luego, es más abierta que su reputación

La sociedad francesa, desde luego, es más abierta que su reputación

Lo que ambos estudios no toman en cuenta es la situación de las “minorías étnicas”: ciudadanos nativos de un país que mantienen una identidad cultural o ancestral separada, por ejemplo, la minoría húngara en Rumanía, la etnia rusa en los países ex soviéticos, los kurdos de Turquía, los musulmanes franceses y los gitanos en España.

Otro asunto es que todos los estudios solo toman en cuenta a las parejas legalmente casadas, y según un estudio de EEUU, las parejas “interraciales” tienen mayor probabilidad de convivir (y tener hijos) sin haberse casado, así que en realidad, la tasa de pareja mixtas puede ser mucho mayor que las estadísticas oficiales.

En mi opinión, para medir con objetividad el nivel de integración social a través de tasa de parejas mixtas, hay que realizar varios estudios, cada uno tomando en cuenta un factor distinto para tener una visión más equilibrada.

Ninguno de los estudios toman en cuenta el matrimonio mixto de minorías religiosas, como  los judíos en Francia

Ninguno de los estudios toma en cuenta el matrimonio mixto entre minorías religiosas, como la comunidad judía de Francia

Por nacionalidad de nacimiento

Como ya lo hace en los estudios europeos. Indica la capacidad de una sociedad de integrar a los que vienen de afuera. Dicho esto, también hay que diferenciar las nacionalidades en cuestión. Por ejemplo, no significa lo mismo un matrimnio noruego/sueco y uno de noruego/somalí.

Por afiliación religiosa

Mide el nivel de integración de las minorías religiosas, como en Irlanda del Norte, el Cáucaso, India y hasta cierto punto en Francia con la población musulmana

Por origen ancestral

Es como el factor de “raza” en EEUU pero con clasificaciones más fluidas, por ejemplo, los encuestados puedan definir su “origen ancestral” como de Europa del norte, Europa Mediterránea, Magreb, Oriente Medio, Asia del Sur, Asia Oriental, Sudeste asiático, África Central… o una mezcla de varios. Lo que mide es el nivel de integración y segregación por el color de la piel o aspecto físico de los ciudadanos, también para diferenciar a los hijos de inmigrantes.

Por lengua materna

Es para tomar en cuenta las minorías etnolingüísticas y hasta cierto punto, los hijos y nietos de inmigrantes. Por ejemplo, la minoría rusa en Kazajstán y Ucrania, o la integración entre catalán-parlantes y castellanoparlantes en Cataluña.

1 de cada 3 suizos tiene pareja extranjera. Pero si toma en cuenta el factor de lengua materna, se puede sacar otras conclusiones

1 de cada 5 suizos tiene pareja extranjera. Pero si toma en cuenta el factor de lengua materna, se puede sacar otras conclusiones

Por nivel socioeconómico y nivel de estudios

A parte de medir las parejas mixtas por origen nacional/racial, es igual de importante medir la integración socioeconómico. ¿Cuántas parejas habéis visto en que ella es médico y él es albañil?

Por origen geográfico

En las sociedades más tradicionales la gente suele elegir sus parejas entre gente del mismo pueblo o barrio; en las más modernas ya no es un factor determinante.

Por la clase de barrio en que se ha criado

Incluso entre personas con el mismo nivel de estudios, puede haber diferencias culturales debido al entorno social en que se ha criado. Por ejemplo, un informático en Madrid puede haberse criado en un barrio popular como el Puente de Vallecas o igual en un vecindario de élite como Somosaguas.

Es muy difícil evaluar la tasa de matrimonios mixtos de la comunidad gitana

Es muy difícil evaluar la tasa de matrimonios mixtos entre payos y gitanos

Por supuesto, también habrá que incluir a las parejas no-casadas y a las parejas homosexuales.

Entonces, sería interesante evaluar cuál es el factor que más une a la gente a la hora de formar una pareja en cada país:  ¿por compartir la misma lengua materna? ¿por tener la misma nacionalidad? ¿por tener el mismo color de piel? ¿la misma religión? ¿el mismo barrio? ¿el mismo sector profesional? ¿o de un nivel cultural parecido?

Anuncios

2 comentarios to “Los matrimonios mixtos – hacia una evaluación objetiva”

  1. Cecilia abril 20, 2013 a 8:54 pm #

    Creo q lo q mas une es el nivel cultural parecido y profesional.La lengua materna ayuda,pero te puedes comunicar con una legua comodín,como el ingles.La experiencia q tengo es que hay gente con la q te comunicas aunque no hable tu misma lengua,gente que habla tu misma lengua y nunca llegaréis a entenderla.Mas del 80% de la comunicación es no verbal.Es solo mi modesta opinión .Un saludo:Cecilia

  2. Sebastián marzo 20, 2015 a 1:59 pm #

    Las parejas interraciales son un fracaso. La genética hace que las relaciones con gente de raza o etnia diferentes a la tuya, sean muy complicadas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: