La lucha entre “laicos” e “islamistas” en los países musulmanes

12 Abr

Durante los últimos 2 años, las noticias que salen de Egipto, Túnez y Libia han sido dominadas por la lucha entre islamistas y laicos.

En mi último post, ya he hablado de la diferencia entre ser musulmán e islamista y de las divisiones sociales en las sociedades musulmanas por grado de religiosidad e interpretación de la religión. Aquí, me gustaría hablar de forma muy general el origen del conflicto entre islamistas y laicos en muchos países musulmanes, desde el punto de vista social e histórico.

Egipcios laicos manifestando contra el presidente Morsi por sus políticas islamistas

Egipcios laicos manifestando contra el presidente Morsi por sus políticas islamistas

Durante la Edad Media, casi todas las comunidades musulmanas estaban gobernadas por la ley Sharia, donde la separación entre estado y religión no existía. Aunque en muchos paises y ciudades convivían musulmanes, cristianos y judíos, como en Al Andalus y en el Imperio Otomano, los musulmanes eran sometidos a las leyes islámicas y los cristianos a las leyes cristianas.

Omar Khayyam, un intellectual persa que vivía en el siglo XI, ya tenia pensamientos semejantes a un estado laico

Omar Khayyam, un intellectual persa que vivía en el siglo XI, ya tenia pensamientos semejantes a un estado laico

Hasta el siglo XVIII, lo mismo también sucedía en la mayoría de los países cristianos. Pero después de la revolución científica, la edad de ilustración y la revolución francesa, la mayoría de los países europeos evolucionaron hacia un régimen democrático, la separación de religión y estado y un alejamiento de las clases populares de la doctrina cristiana, algo que no sucedió en los estados islámicos.

Para la mayoría de los musulmanes, la primera experiencia de vivir en un estado laico fue bajo los imperios europeos. Salvo algunas excepciones como Turquía o Persia, la mayor parte de Oriente Medio y Magreb fueron colonizados por el imperio británico y francés durante los siglos XIX y XX.

Mapa de Oriente Medio partido entre los poderes europeos

Mapa de Oriente Medio partido entre los poderes europeos

Los gobiernos coloniales impusieron sus propias leyes, normas administrativas e instituciones estatales en las tierras conquistadas, a menudo ignorando las tradiciones locales. Para administrar a los nativos, fomentaron una clase de élite nativa con costumbres occidentalizadas para actuar como intermediarios. Muchos miembros de esta elite mandaron sus hijos a estudiar en Europa y regresaron con valores laicos, liberales y occidentalizados.

Hasta en países que nunca fueron colonizados como Turquía y Persia, muchos líderes y visionarios, como Ataturk y Reza Shah, también veían que el mayor impedimento al desarrollo socioeconómico eran las costumbres arcaicas de la sociedad islámica, y la única forma de sacar el país de la Edad Media era asimilarse 100% a la cultura europea, separando la religión del estado, prohibiendo la poligamia y e imponiendo la igualdad de derechos entre hombres y mujeres.

Ataturk, el padre de la Turquía moderna, fundo un estado laico de carácter nacionalista, con la constitución vigilada por el ejército.

Ataturk, el padre de la Turquía moderna, fundó un estado laico de carácter nacionalista, con la constitución vigilada por el ejército.

Después de la Segunda Guerra Mundial, con la descolonización de los imperios europeos, la élite laica se convirtió en los nuevos gobernantes en los países musulmanes recién-independizados. Algunos mantuvieron relaciones amistosas con los poderes europeos, otros promovieron ideologías nacional-socialistas como el pan-arabismo o el socialismo árabe, pero todos heredaron las instituciones del gobierno heredadas de la época colonial.

Sin embargo, lo que no copiaron del legado europeo era la democracia. Para asegurar que la misma élite mantuviera el monopolio de poder, fundaron regímenes políticos autoritarios respaldados por el ejército. Cuando celebraban elecciones, siempre eran muy manipulados y si saliera cualquier candidato que amenazaba los intereses de la élite, intervendría el ejército para quitarlo del poder.

Abdel Nasser Hussein, que gobernó Egipto de 1956 a 1970, era un dictador laico que revindicaba el nacionalismo “árabe” en lugar de islamismo

Abdel Nasser Hussein, que gobernó Egipto de 1956 a 1970, era un dictador laico que revindicaba el nacionalismo “árabe” en lugar del islamismo

A pesar de que la élite laica en países como Turquía, Irán, Egipto, Túnez, Siria, Irak, Argelia y Marruecos introdujeron costumbres occidentales como el vestimenta moderno, el alcohol, la música popular, la libertad sexual y el pensamiento liberal, estas influencias solo llegaron a un reducido sector de la población: la clase media-alta y la gente de las ciudades cosmopolitas. La mayoría de los campesinos y obreros de las provincias seguían viviendo bajo las normas más tradicionales dictadas por la religión, igual que durante la Edad Media.

Como la élite solo se preocupaba en enriquecerse y perpetuarse en poder, las clases desfavorecidas fueron abandonadas a su suerte, y en muchas zonas rurales económicamente deprimidas el único colectivo que se preocupaba por el bienestar del pueblo eran los religiosos, que fundaron escuelas para alfabetizar los niños y repartieron alimento y medicina entre los más necesitados.
Con el paso del tiempo, millones de desafectados con el régimen político empezaron a buscar refugio en la religión.

Los jóvenes marroquíes que llevan una vida occidentalizada suelen vivir en ciudades cosmopolitas.

Los jóvenes marroquíes que llevan una vida occidentalizada suelen vivir en ciudades cosmopolitas.

Pero otros sectores sociales pueden ser mucho más tradicionales

Pero otros sectores sociales pueden ser mucho más tradicionales

Tanto en Egipto y Túnez como en Turquía y Siria, los grupos religiosos, con el apoyo de la gran masa de descontentos, se convirtieron en la fuerza de oposición política mejor organizada en contra del régimen del gobierno. La élite, al darse cuenta de la creciente fuerza de la religión, tomaron medidas cada vez más estrictas y opresoras contra los grupos islamistas. Pero cuando más represión, más creció la fuerza de rebelión, que se volvió cada vez más radical y más fundamentalista.

Los imanes más militantes difundían la propaganda de que la elite laica no solo era infiel a la religión, sino también gobernadores corruptos, represores del pueblo y verdugos al servicio de los antiguos imperios coloniales.

Egipto: los "hermanos musulmanes" eran la fuerza de oposición mas organizada contra el régimen de Mubarak

Egipto: los “hermanos musulmanes” eran la fuerza de oposición mas organizada contra el régimen de Mubarak

Al final, llegó un día en que los antiguos regímenes, podridos de corrupción, perdieron apoyo tanto entre el sector laico como el colectivo religioso. El primer país musulmán donde surgió una revolución popular era Irán en 1979, cuando opositores de régimen: religiosos, laicos, nacionalistas, socialistas, comunistas, anarquistas, liberales, demócratas unieron fuerzas para derrocar a la monarquía. Pero cuando hicieron un referéndum nacional en la nueva república, la mayoría votó a favor de una republica islámica, y los islamistas radicales encabezados por Jomeini se establecieron como los nuevos dictadores, esta vez bajo una doctrina religiosa.

Antes de la revolución en 1979, muchos iraníes tenían costumbres muy occidentalizadas

Antes de la revolución en 1979, muchos iraníes tenían costumbres muy occidentalizadas

Los islamistas hicieron el velo obligatorio para todas las mujeres

Despues de la revolucion de 1979, los islamistas hicieron el velo obligatorio para todas las mujeres

En Egipto, Túnez, Libia y Siria los regímenes de dictadura duraron mucho más décadas, hasta el año 2011 cuando la recesión económica, la corrupción endémica y disparado desempleo juvenil despertaron la ira de ciudadanos de todos estratos sociales: religiosos y laicos, liberales y conservadores, cristianos y musulmanes…

Sin embargo, una vez desparecida el enemigo en común, a la hora de redactar la nueva constitución, las fuerzas revolucionarias tienen que hacer frente para resolver sus propias diferencias, y la principal es la división ideológica entre islamistas y laicos.

Según el resultado de las primeras elecciones, los islamistas parecen sacar ventaja en Egipto y Túnez gracias a la unión y organización, mientras que los partidos laicos están fraccionados entre liberales y socialistas, prooccidentales y nacionalistas, y otras facciones surgidas después de la revolución.

¿Se repetirá lo que pasó en Irán en Egipto, Túnez o Libia? ¿Podría convertir la “primavera árabe” en un “invierno islamista”?
Nadie lo sabe seguro porque a día de hoy, con el Internet, las redes sociales y una población mejor formada y mejor conectada a los acontecimientos mundiales, hay mucho más factores que entran en juego.

Túnez bajo el dictador Ben Ali era el país musulmán más laico del mundo, ¿y será también con la nueva democracia?

Túnez bajo el dictador Ben Ali era el país musulmán más laico del mundo, ¿y lo será también con la nueva democracia?

Hay que recordar que en los países europeos, la separación de religión y estado también es resultado de un par de siglos de lucha. Sin embargo, en mi propia opinión, hay una diferencia fundamental: en Europa el laicismo se popularizó primero entre el pueblo llano y luego se difundió hacia arriba hasta las clases de élite, mientras que en la mayoría de los países musulmanes, era un sistema extranjero que las elites impusieron al pueblo llano a través de un gobierno autoritario. Y cualquier norma impuesta contra la voluntad del pueblo siempre tardará mucho en ser aceptada por la mayoría.

Anuncios

6 comentarios to “La lucha entre “laicos” e “islamistas” en los países musulmanes”

  1. monidelatorre abril 12, 2013 a 6:44 am #

    Muy buen artículo, muy interesante 🙂

  2. Guille abril 12, 2013 a 7:41 am #

    Esta misma batalla es la que tiene lugar entre los palestinos. Mientras en la franja de Gaza dominan Hamás y sus leyes islamistas, en Cisjordania gobiernan los herederos de la OLP, de tendencias más moderadas.
    Por desgracia, los impulsores del gobierno de la Sharia suelen ser los vencedores. Quizá la razón sea que el fanatismo y la ceguera que impone cualquier religión es difícilmente superable por cualquier otra ideología.

  3. elblogderaulbailasolo junio 9, 2013 a 9:14 pm #

    Reblogueó esto en raul131313's Blog.

  4. maribel agosto 27, 2014 a 10:50 pm #

    No entiendo eso de pimavrra arabe e.invierno islamkco

  5. Heber Rizzo septiembre 3, 2014 a 4:06 pm #

    Sesuda opinión.

Trackbacks/Pingbacks

  1. La lucha entre “laicos” e “islamistas” en los países musulmanes | Mi blog - septiembre 3, 2014

    […] La lucha entre “laicos” e “islamistas” en los países musulmanes. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: