Tag Archives: México

Los orígenes de la xenofobia y las medidas para combatirla

3 Jul

La semana pasada, en mi Reino Unido natal celebraron el referéndum de “Brexit” y ganaron los votos de salir de la Unión Europea. Conociendo la naturaleza práctica y negociadora de los políticos británicos, confío que en la negociación no harán leyes y normas que perjudiquen los derechos y libertades de la mayoría de los ciudadanos.

Sin embargo, lo que sí que me preocupa es el modo en que los partidarios de “Brexit” han hecho la propaganda, en vez de presentar objetivamente los pros y contras de permanecer o salir de la Unión Europea, hicieron un constante bombardeo de mensajes xenófobos a través de la prensa sensacionalista, echando la culpa de todos los problemas del Reino Unido, desde la quiebra de la sanidad pública hasta la escasez de las pensiones, a la política de la Unión Europea y la presencia de extranjeros en territorio británico. Muchos polacos, rumanos, italianos, franceses y españoles que llevan décadas residiendo y trabajando en el Reino Unido, donde se encuentran totalmente integrados, han empezado a sentir tratados como enemigos.

Cartel de propagando a favor de Brexit

Cartel de propagando a favor de Brexit

Durante toda la historia humana, la xenofobia siempre ha sido una herramienta de propaganda muy poderosa. En todos los países se oye la gente quejarse de extranjeros que han venido para robarles el trabajo, quitar las ayudas sociales, cometer delitos, ensuciar las calles y estropear la convivencia. En EEUU lo dicen de los mexicanos (como hace 100 años decían de los irlandeses), en México lo dicen de los centroamericanos, en la República Dominicana lo dicen de los haitianos, en Alemania lo dicen los turcos, en Turquía lo dicen de los sirios, en España lo dicen de los marroquíes, en Marruecos lo dicen de los subsaharianos…

Muchos sociólogos y economistas han realizado estudios exhaustivos en diversos países, analizando si aquellos tópicos asociados a la inmigración tienen alguna verdad, y la respuesta es casi siempre negativa. En ningún país la llegada de inmigrantes ha provocado una subida de desempleo entre la población autóctona, y en casi todos los países los inmigrantes han aportado mucho más a las arcas del estado que las ayudas que han cobrado. Sin embargo, las contribuciones positivas de inmigrantes suelen ser ignoradas. ¿Quién sabe que inmigrantes han fundado 25% de las empresas tecnológicas en EEUU en los últimos 10 años? ¿Quién sabe que Google, Paypal y Telsa fueron creados por inmigrantes? ¿Quién ha comentado que más de 50% de investigadores científicos en EEUU y Reino Unido son inmigrantes? ¿Quién ha mencionado que 30% de ganadores de premio Nobel tienen origen inmigrante?

Carteles en el Reino Unido reivindicando la contribución de inmigrantes

Carteles en el Reino Unido reivindicando la contribución de inmigrantes

Algunos antropólogos opinan que la xenofobia es un sentimiento tan universal en todas las sociedades porque forma parte de nuestro instinto, fruto de miles de generaciones de evolución. Una teoría propone que durante cientos de miles de años, los humanos habían vivido como cazadores-recolectores en pequeños grupos en un determinado territorio. Como la subsistencia dependía directamente en la cantidad de animales y vegetales que aportaba la naturaleza, si aparecieran miembros de otras tribus en el mismo territorio, implicaría que la misma cantidad  de recursos se repartiría entre un mayor número de personas. Si los forasteros fueran familiares con lazos de sangre, existiría la posibilidad de colaborarse para la supervivencia de genes comunes, pero si fuera gente totalmente desconocida con otra lengua, otras costumbres y otros rasgos, era más probable que fueran competidores.

Viñeta de siglo XIX que EEUU necesita un portero para echar a los inmigrantes europeos

Viñeta de siglo XIX que EEUU necesita un portero para echar a los inmigrantes europeos

Aquel instinto de desconfiar al extranjero puede haber ayudado a mucha gente sobrevivir durante miles de generaciones, pero desde que inventamos la agricultura, construimos ciudades y establecimos redes comerciales que extienden miles de kilómetros, ya ha perdido su sentido evolutivo. La economía moderna ya no es un juego de suma cero. Cada individuo no solo consume los recursos, sino también los produce. Cuánto más gente trabaja, más productos y servicios se consumen y más impuestos se pagan, creando más puestos de trabajo. Si la economía de cazador-recolector fuera un pastel de tamaño fijo, la economía moderna sería un pastel cuyo tamaño crece con el número de participantes. La llegada masiva de inmigrantes a EEUU durante principios y finales de siglo XX no solo no provocó el empobrecimiento de la población autóctona, sino coincidió con las épocas de mayor crecimiento económico.

Sin embargo, pocos miles de años de civilización no ha sido capaz de modificar un instinto que era millones de años de evolución, y el sentimiento irracional de “ellos vs nosotros” permanece en la subconsciencia de todos. En los pueblos pequeños de la España profunda, todavía se oye mucha gente quejarse de “forasteros que vienen para quitarnos las mujeres” o para “aprovecharse de nuestra fuente de agua”. Y cuando dicen “forasteros”, se refiere a gente que viene de un pueblo a solamente 30 km.

Pintadas en defensa de los "forasteros" en El Casar, Guadalajara.

Pintadas en defensa de los “forasteros” en El Casar, Guadalajara.

Entonces, si la xenofobia es parte de instinto humano, ¿cómo combatirlo?

La buena noticia es que aunque el sentimiento de “ellos vs nosotros” es imposible de eliminar, el criterio para clasificar quién es de los “otros” y quién es de los “nuestros” es altamente flexible y cambiante. En muchas ciudades donde se agrupan gente de distintos grupos étnicos, al principio, suelen mantenerse en comunidades separadas con una clara división psicológica. Pero con el tiempo que pasa, cuando miembros de cada comunidad empiezan a acostumbrarse con la presencia de otros, ya no les verán como tan “foráneos”. Y entre la generación que ha crecido juntos y entablado amistades, esta división ya se encuentra mucho más diluida.

Un ejemplo se refleja en la división generacional entre británicos sobre Brexit. La generación mayor de 60 años había crecido en una sociedad más homogénea y ve a cualquier persona con rasgos o acento extranjero como el “otro”. La generación menor de 30, sin embargo, se ha criado en una sociedad mucho más cosmopolita, donde muchos han ido al colegio con hijos de hindúes, paquistaníes, turcos, polacos, rumanos e italianos  y estudiado en universidades extranjeros. Para ellos, tener otro apellido, hablar otro idioma y tener piel oscura ya no es suficiente para clasificar a alguien como miembro de “otra tribu”.

Los jóvenes británicos ya tienen un sentido de identidad nacional más flexible que sus padres

Los jóvenes británicos ya tienen un sentido de identidad nacional más flexible que sus padres

Nuestro ADN dice que desde la prehistoria, gente de poblaciones muy lejanas había cruzado caminos, apareado y fundado nuevas identidades mestizas. La ciudad de Roma fue fundada por dos grupos étnicos con distintas lenguas, tradiciones familiares y aspecto físico: latinos y etruscos, que forjaron una nuevo concepto de ciudadanía romana ignorando las raíces étnicas. En la historia reciente, países como Canadá, EEUU, Brasil, Argentina y Australia fueron construidos en su totalidad por inmigrantes cuyos orígenes se encontraban en los cinco continentes. La historia y la prehistoria están lleno de ejemplos que demuestran que tanto la xenofobia como la capacidad de colaborar con grupos ajenos forman parte del mismo instinto humano.

Composición étnica de Canadá

Composición étnica de Canadá

Pues en mi opinión, creo que la xenofobia se combate con los siguientes 3 principios:

Estar consciente de que todos padecemos esta tendencia

Clasificar el mundo entre “ellos” y “nosotros” es inevitable, pero al estar consciente de ello, podríamos evitar ejercer prejuicios de forma inconsciente. Por ejemplo, cuando produce un atentado terrorista y el culpable es de otra nacionalidad o grupo étnico, muchos tenemos la reacción impulsiva de juzgar culpable a todo el colectivo. Pero si tomamos un momento para reflexionar si nos estamos dejando llevar por nuestro instinto tribal, podrías frenarnos antes de convertirnos en personas intolerantes.

La pregunta que hay que hacer es: ¿quieres que te juzguen a ti de la manera que estás juzgando otros?

Establecer comunicación entre distintas culturas

A día de hoy, es cada vez común que pueblos con costumbres, creencias y valores muy distintos convivan en la misma ciudad, como la llegada masiva de refugiados del Oriente Medio y el Cuerno de África a los países escandinavos durante los últimos 20 años. Mucha tensión se ha surgido a raíz del trato entre hombre-mujer, ya que la equidad de sexos es una de los pilares fundamentales de la sociedad escandinava, mientras que en el Oriente Medio y el Cuerno de África, la mayoría de las culturas son profundamente patriarcales, muchas con una estricta separación de sexos.

En Noruega, ya están impartiendo clases a refugiados sirios, iraquíes y afganos sobre las normas de “tratar con mujeres”, enseñando a los refugiados el papel de la mujer en la sociedad escandinava y el código de conducta en la vida social mixta. Algunos dicen que esta medida estigmatiza a inmigrantes, pero yo la veo una excelente iniciativa. Porque me imagino si un día me tocara vivir en un país donde las costumbres son muy distintas, también me gustaría que me las enseñara antemano para no meter la pata.

Clase sobre las normas de género, Noruega

Clase sobre las normas de género, Noruega

Crear proyectos de colaboración entre gente de distintas nacionalidades y culturas

Cuanto más relaciones personales establecemos con gente de “otras tribus”, menos la vemos como gente de “otra tribu”. Para lograr este objetivo, la clave es crear espacios y actividades donde se dejen mezclar y colaborar gente de distintas procedencias, religiones y culturas. Durante los últimos años, las redes sociales han ayudado mucho a crear grupos de quedadas para gente que comparte intereses, aficiones y prácticas deportivas, que en ciudades cosmopolitas, tienden a reunir personas de diversos orígenes que en ámbitos familiares y laborales no se habrían conocido.

Tanto en el ámbito residencial y escolar, habrá que evitar la formación de guetos. En las universidades habrá que seguir fomentando el intercambio de estudiantes extranjeros y becas para hacer prácticas en empresas extranjeras. De hecho, una amiga me ha dicho que no le parece mal la idea de obligar a todos los jóvenes pasar un año trabajando en un proyecto voluntario de la ONU en un país extranjero, como antes realizaban el servicio militar. Este planteamiento puede parecer algo alejado a la realidad, pero no me parece mal, porque así ayudaría a cada uno adaptarse al mundo cada vez más globalizado y vivir en sus propias carnes la experiencia de ser “extranjero”.

Practicar deportes es un modo eficaz para integrar a personas de entornos distintos

Practicar deportes es un modo eficaz para integrar a personas de entornos distintos

Fuentes:

http://www.huffingtonpost.com/michael-rosenblum/the-terrible-damage-that_b_10672508.html

https://news.vice.com/article/unauthorized-immigrants-paid-100-billion-into-social-security-over-last-decade

http://www.expansion.com/2011/05/04/economia/1304527911.html

http://stoprumores.com/

https://www.theguardian.com/uk-news/datablog/2015/nov/10/eu-migrants-on-benefits-separating-the-statistics-from-the-spin

http://www.telegraph.co.uk/news/uknews/immigration/11255425/How-much-do-immigrants-really-claim-in-benefits.html

http://blogs.elpais.com/cafe-steiner/2015/10/piojosos-europeos.html

Anuncios

La prehistoria humana de la América precolombina – un resumen

1 Ene

La historia de la población humana en América antes de la llegada de Cristobal Colón en 1492 siempre ha sido un misterio, porque menos de un siglo después de la conquista, enfermedades europeas habían exterminado más de 90% de la población del continente, y con ella la mayor parte de la identidad, sabiduría, cultura e historia documentada de los pueblos indígenas de América. Muchas veces me he hecho las siguientes preguntas:

¿Cuándo llegaron los primeros humanos a América?

¿Cuánto tardaron para que los descendientes de estos primeros colonos en poblar todo el continente, del norte al sur?

¿América se pobló en una única oleada de migración, o varias?

¿Hubo contacto entre poblaciones de viejo y nuevo mundo antes del desembarco de Colón?

¿Cuánta población había en América antes de la llegada de Colón?

En los últimos años, varios descubrimientos científicos y arqueológicos han contestado algunas de estas preguntas, o al menos una parte de ellas. En este artículo me gustaría hacer un resumen.

Ilustración de los pueblos indígenas de América, siglo XIX

Ilustración de los pueblos indígenas de América, siglo XIX

 

La mayoría de los pueblos indígenas de América trazan sus orígenes a Siberia.

Según análisis genética de la poblaciones actuales, el grupo humano que mayor parentesco comparten con los indígenas americanos son los pueblos autóctonos de Siberia. Sin embargo, cuando digo “parentesco”, las 2 poblaciones habían separado hace más de 20.000 años. Más probable, ente 22.000 y 25.000 años, un grupo de siberianos migraron hacia el norte hasta instalarse en el círculo árctico, y desde entonces ya habían perdido contacto con el resto. La composición genética de esta población era probablemente bastante diversa, ya que incluía tanto a gente de ascendencia occidental como de ascendencia oriental.

Los pueblos siberianos, como los nenets, son los parientes más cercanos de los indígenas americanos.

Los pueblos siberianos, como los nenets, son los parientes más cercanos de los indígenas americanos. (foto de Jimmy Nelson)

 

Los primeros humanos llegaron a América hace más de 16.000 años, y probablemente en barcas.

En aquella época, debido a las temperaturas bajas, el nivel de mar estaba mucho más bajo que ahora y entre Siberia y Alaska había muchas islas pequeñas. Es probable que siguiendo las peces, focas y otras presas marítimas que cazaban, algunos pescadores llegaron de Siberia oriental a Alaska en canoas, descansando y pernoctando en las islas. Los descendientes de aquellos emigrantes colonizaron el nuevo continente bajando por la costa pacífica, fundando asentamientos en las zonas litorales y llegaron hasta la costa Chilena 2000 años después.

Las 2 rutas de llegar a América

Las 2 rutas de llegar a América

 

Hace 13500 años, llegó una segunda oleada, pero desde tierra dentro.

Cuando retrocedieron los glaciares, se destapó un corredor de tierra que conectaba el extremo oriente de Siberia con Alaska, formando un puente que atravesaba lo que hoy es el estrecho de Beringa. Es posible que una segunda oleada de emigrantes llegó al Nuevo Mundo andando por el interior de Alaska, Canadá hasta el estado de Nuevo México en EEUU. Los descendientes de aquellos emigrantes desarrollaron lo que hoy se llama la Cultura Clovis, conocida por los puntos de lanza que fabricaban.

Pero a pesar de que hubo al menos 2 oleadas migratorias de Asia hacia América, ambos grupos parecen descender de la misma población ancestral: los siberianos que se habían internado en el círculo árctico. Y una vez asentados en el nuevo continente, sus números se multiplicaron muy rápido y se expandieron en pocos siglos para poblar todas las regiones habitables del continente.

Los de la "cultura clovis" llegaron a América siguiendo el retroceso de los glaciares

Los de la “cultura clovis” llegaron a América siguiendo el retroceso de los glaciares

 

Los primeros habitantes de América eran físicamente muy distintos a los indígenas americanos actuales.

Hace 10.000 años, aquellos habitantes, llamados paleo-americanos, eran más fuertes, robustos, con narices más anchos y pómulos más sobresalientes. Los huesos de muchos hombres mostraban fracturas causadas por peleas cuerpo a cuerpo, pruebas que indicaban una vida muy dura y violenta. Las mujeres habían sufrido menos violencia pero eran mucho más pequeñas y peor alimentadas, indicando que probablemente vivían en una sociedad dominada por unos pocos “machos alfas” que habían ganado su estatus peleando contra otros.

Pero según análisis genético, ellos sí que eran los ancestros directos de los indígenas americanos actuales, indicando que los rasgos típicos de los nativos americanos actuales es fruto de una evolución reciente, probablemente después del invento de agricultura. Eso no es de sorprender, considerando que el “look” de los europeos también ha cambiado bastante durante los últimos 7000 años.

Comparación entre paleo-americanos y indígenas americanos actuales

Comparación entre paleo-americanos y indígenas americanos actuales

Reconstrucción de la cara de una adolescente muerta hace 12.000 años en el sur de México

Reconstrucción de la cara de una adolescente muerta hace 12.000 años en el sur de México

El aspecto de los indígenas actuales (maya) del sur de México

El aspecto de los indígenas actuales (maya) del sur de México

 

Los americanos empezaron a dedicarse a la agricultura hace más de 6500 años.

Cultivaban maíz, frijol, calabaza, yuca y patatas, pero la práctica de agricultura solo se limitaba en determinadas regiones: como Mesoamérica, los Andes y según recientes descubrimientos: en la cuenca amazónica. Los pueblos andinos domesticaron el llama para la carne y la piel y los mesoamericanos domesticaron el pavo para sus plumas, pero ninguna civilización practicaba la ganadería a un nivel tan intenso como en el Viejo Mundo. Y a causa de eso, los indígenas americanos no desarrollaron la inmunidad contra muchas enfermedades que se contagiaban de animales a humanos.

Las regiones donde practicaron la agricultura más intensa también era donde se desarrollaron las civilizaciones más sofisticadas, como la ciudad de Teotihuacán, los mayas, los incas y los aztecas. Sin embargo, la gran mayoría de los pueblos de América del Norte y del cono sur permanecieron como cazadores-recolectores hasta la llegada de los europeos en el siglo XV.

Tenochitlan, la capital Azteca, ilustrado por Diego Rivera

Tenochitlan, la capital Azteca, ilustrado por Diego Rivera

 

Según parece, las distintas poblaciones indígenas de México se habían mezclado muy poco entre sí.

En un análisis genético de las poblaciones indígenas del México actual, la distancia genética entre 2 grupos étnicos separados por tan sólo 500km es tan grande como la de entre un alemán y japonés, indicando que durante los últimos milenios no ha habido casi ningún tipo de mezcla. No sabemos si esta situación también se aplica al resto del continente, considerando que en América del sur el imperio Inca cubría varios miles de kilómetros cuadrados, uniendo pueblos muy dispares por carreteras.

Pero si el aislamiento y endogamia hubieran sido un comportamiento muy común en toda América, podría ser una de las explicaciones de por qué perecieron tantos a la llegada de los europeos, porque no sólo carecían de defensa inmunológica contra las enfermedades euroasiáticas, sino también a las de otras poblaciones de América.

La población mexicana incluye a grupos genéticamente muy distanciados

La población mexicana incluye a grupos genéticamente muy distanciados

 

“Hombre de Kennewick” –un misterio

En la década de los 90, dos adolescentes descubrieron en el estado de Washington en el noroeste de EEUU el esqueleto de un hombre que murió hace más de 9000 años, cuyos rasgos no parecían nada a los de los indígenas contemporáneos pero tampoco a los de los “paleo-americanos”. Según análisis genético realizado en 2014, era más aparentado a las poblaciones de Asia Pacífica, como los Ainu de Japón y los nativos de Polinesia. Análisis químico de sus huesos reveló que este hombre había pasado la mayor parte de su vida alimentándose de focas en un lugar muy lejos del lugar de su muerte, ¿pero cuánto lejos? ¿En otro continente?

Hay dos hipótesis:

  1. Este hombre era un naufrago asiático que había llegado a América por accidente.
  2. Hubo una migración prehistórica de poblaciones de Asia Pacífica hacia América, aunque poco de sus descendientes sobrevivieron hasta la época actual.
Hombre de Kennewick

Hombre de Kennewick

 

Los Vikingos sí que llegaron a América

Hace años ya encontraron pruebas que demostraron que los vikingos llegaron hasta Groenlandia, pero en 2014, encontraron un segundo asentamiento vikingo en Newfoundland en las islas del norte de Canadá, fundado en el siglo X. Más probable, los vikingos se habían establecido ahí para comerciar con los pueblos autóctonos.

Ahora, la pregunta es: ¿Cuántos vikingos llegaron a América? ¿Cuántos años estuvieron ahí? ¿Hasta dónde llegaron en el continente Americano? Y lo más interesante de todo: ¿Habían dejado descendencia entre los “pueblos indígenas de América”?

Mapa de exploraciones vikingas

Mapa de exploraciones vikingas

 

La población actual de América desciende de una mezcla de muchas poblaciones.

Los componentes principales son los inmigrantes europeos, los esclavos africanos y los indígenas que habían sobrevivido el holocausto.

Un “mexicano medio” aproximadamente tiene 60% sangre europea (española) y 40% indígena; En Guatemala la mayoría son de ascendencia indígena; pero en Canadá, EEUU y Argentina la población indígena fue diezmada a tal nivel que ha dejado un legado casi invisible en la identidad actual de los países. Durante las últimas décadas, inmigrantes procedentes de Asia, Oriente Medio, Rusia y África han contribuido a aún más diversidad a la población de los países del “Nuevo Mundo”.

Pero de todos modos, hasta en países como Perú y Ecuador donde los indígenas aún forman un porcentaje importante de la población, la conquista española había provocado una pérdida de más de 90% de la población entre los siglos XV y XVI, así que a día de hoy, las personas indígenas aportan sólo una fracción de la diversidad genética de lo que había antes.

Así que en mi opinión, investigando el origen de los primeros americanos extrapolando los datos genéticos de los indígenas actuales nunca va a ser una ciencia fiable, y no me sorprendería si dentro de pocos años, hallaran nuevos descubrimientos que tumben todas las teorías actuales.

La mayoría de los mexicanos, como en muchos países americanos, son "mestizos"

La mayoría de los mexicanos, como en muchos países americanos, son “mestizos”

Mapa mundial de amor, de intolerancia y los tópicos europeos

26 May

Hace poco, en The Washington Post ha publicado varios estudios interesantes comparando tendencias sociales entre distintos países.

Mapa mundial del amor

Mapa mundial del amor

El primero es el mapa mundial del amor.

http://www.washingtonpost.com/blogs/worldviews/wp/2013/02/14/a-color-coded-map-of-the-countries-where-people-feel-the-most-and-least-loved/

Los resultados vinieron de una encuesta realizada entre muchos países preguntando a la gente si sintiera “amada”. Por supuesto, el significado de la palabra puede ser una cuestión muy subjetiva: para algunos es sinónimo al sexo, para otros incluyen también el amor de la familia, los amigos y la pareja sentimental.

Los resultados son sorprendentes, ya que los países donde la gente más se siente amada son Paraguay, las Filipinas y Hungría. En general, las nacionalidades americanas sienten más amadas que la gente de otros continentes, y los que se sienten menos amadas son los que viven en países ex soviéticas, sobre todo Mongolia, Asia Central y el Cáucaso. En Europa, los españoles, italianos y griegos son los que más amor sienten, acorde con el tópico latino.

Filipinos: ¿la nacionalidad más amorosa?

Filipinos: ¿la nacionalidad más amorosa?

Lo que me resulta más raro es que Hungría ha sacado una nota tan alta, considerando que es el país con la mayor tasa de suicidio del mundo. También es sorprendente que Japón, como el país con el mayor porcentaje de solteros sin pareja, ha sacado una nota mejor que muchos países europeos. Los franceses, con su fama de románticos y cariñosos, han sacado la misma nota que los chinos, con su fama de pragmáticos y secos. Los indios, a pesar de su tradición de matrimonios concertados, sienten tanto amor como muchas nacionalidades europeas, cuyas parejas se forman por selección libre.

En Kazakhstan, como en muchos estados ex soviéticos, poca gente siente amada

En Kazakhstan, como en muchos estados ex soviéticos, poca gente siente amada

Eso demuestra que la cantidad de amor que siente los individuos en una sociedad parece ser independiente del nivel de su desarrollo económico, de sus costumbres matrimoniales, del tamaño de la familia, de su porcentaje de solterones o de su nivel de libertad individual. La única conclusión que se puede sacar es que ciertos legados de la Unión Soviética parecen matar la pasión y el efecto entre personas. Sería interesante investigar cual serán.

Mala mundial de intolerancia racial

Mala mundial de intolerancia racial

El segundo es el mapa mundial del intolerancia racial.

http://www.washingtonpost.com/blogs/worldviews/wp/2013/05/15/a-fascinating-map-of-the-worlds-most-and-least-racially-tolerant-countries/

Vino de un estudio realizado por sociólogos suecos que preguntó que clase de personas no quieren tener como vecinos. Había varios factores donde elegir, como gente de bajo nivel cultural, familias numerosas, parejas no-casados, bebedores, homosexuales, gente de otras religiones o gente de “otras razas”. El nivel de racismo se mide por el porcentaje de encuestados que ha elegido “gente de otras razas” como uno de los factores.
Un barrio en Toronto, Canadá

Un barrio en Toronto, Canadá

Por supuesto, la palabra raza tiene una definición muy subjetiva, variando de país a país. Mientras que en países anglosajones suele referirse a personas con rasgos físicos distintos como el color de la piel y la forma de los ojos; en muchos países europeos se refiere a personas de un origen nacional distinto. Por ejemplo, muchos rumanos considerarían a los húngaros como una “raza distinta”, igual que muchos españoles considerarían los marroquíes una “raza distinta”, a pesar de que no tienen rasgos físicos tan distinguibles.

Los resultados también son sorprendentes. Los menos racistas son supuestamente los norteamericanos, los europeos nórdicos, los británicos y los latinoamericanos. Los países más racistas son la India, Jordania y Hong Kong, seguido por los países árabes y Corea del Sur.

Los indios: ¿el país más racialmente intolerante del mundo?

Los indios: ¿el país más racialmente intolerante del mundo?

De primera vista, la encuesta no parece cuadrar con hechos reales. En EEUU sigue habiendo una segregación residencial bastante radical entre blancos y negros, mientras que un país como México ha absorbido pueblos indígenas, colonos españoles y oleadas de inmigrantes de diversos continentes y todos se han fundido en la identidad mestiza. Sin embargo, más mexicanos se declaran “racistas” que estadounidenses. ¿Podría ser que muchos norteamericanos no fueron sinceros?

En un caso como la India, me da mucha curiosidad de lo que define la gente como raza  ya que es un país donde conviven cientos de etnias, religiones y culturas. El conflicto entre musulmanes e hindúes es muy conocido. ¿Las distintas castas de la religión hindú también se consideran “razas” distintas”? Todavía es más sorprendente la diferencia entre India y Paquistán, porque ambos países han vivido las mismas historias de conflictos y guerras después de independizarse de los británicos.

En el caso de Egipto, que también registra un alto índice de discriminación racial, estoy seguro que no se refiere al color de la piel, porque cuando viajaba ahí, vi a una población mestiza de un gran espectro de colores desde mediterráneo hasta subsahariano, sin ninguna línea clara de separación. Sin embargo, sí que existe un fuerte rechazo hacia la comunidad cristiana y a los inmigrantes de países pobres.

30% de egipcios se declaran "racistas", ¿pero contra quién?

30% de egipcios se declaran “racistas”, ¿pero contra quién?

Lo que más me sorprende es Hong Kong, porque siendo un gran centro financiero y una ex colonia británica, debería estar muy acostumbrados de tratar con gente de todas partes del mundo. Por lo que parece, los honkongneses no tienen ningún rechazo hacia gente de origen  europeo, pero cómo tratan a los ciudadanos de otros países asiáticos o a los chinos del continente ya es otra cuestión.

En países como España, puede existir una diferencia generacional bastante grande. La gente nacida antes de los 80 se ha criado en una sociedad altamente homogénea y la generación nacida después de 90 ha ido al colegio con niños de todos colores y orígenes. De hecho, todavía es raro ver parejas mixtas mayores de 35 años, pero es algo habitual entre adolescentes.

http://sociedad.elpais.com/sociedad/2013/05/18/actualidad/1368895631_900968.html

La conclusión es que la intolerancia hacia lo diferente parece ser independiente del nivel de desarrollo económico del país. De hecho, no hay ningún denominador político, social o histórico común que hace una sociedad más o menos tolerante. En general, las sociedades con una larga historia de conflictos interétnicos y religiosos suelen ser menos tolerantes, pero la falta de ella tampoco es garantía de mayor grado de aceptación hacia el “otro”.

Tabla de tópicos europeos

Tabla de tópicos europeos

El último estudio es sobre cómo los europeos se perciben  los unos a los otros.

http://www.washingtonpost.com/blogs/worldviews/wp/2013/05/14/how-europeans-stereotype-one-another-in-one-chart/

Todos los encuestados consideran su propia nacionalidad como la más “solidaria”.

La mayoría consideran los alemanes como los más fiables y los griegos e italianos los menos.

La mayoría consideran a los franceses y alemanes como los más arrogantes y su propia como el menos.

Aportando mi propia visión, solo puedo opinar de los británicos y los españoles porque son las únicas nacionalidades que conozco al fondo. Yo diría:

  • Los británicos son en general más fiables que los españoles, acerca del valor de la palabra. En España, hay más gente informal y malqueda.
  • Los británicos y españoles son igual de trabajadores, pero los primeros tienen una gestión más eficaz.
  • Acerca del nivel de solidaridad, los británicos son más solidarios a la hora de donar dinero para ayudar a un desastre en otro continente, pero los españoles son más dispuestos de ayudar a un amigo, vecino, familiar o un pobre de su barrio.
  • Los británicos son más prepotentes que los españoles, pero a la vez más educados.
  • Los españoles son más sociables y más familiares que los británicos.

… bueno, estos tópicos se basan en mi experiencia personal. Seguro que muchos me contradicen. En fin, todos son tópicos generales, y la vida real está llena de excepciones.