Tag Archives: huelgas

Black Country – de la revolución industrial al cinturón de óxido

18 Jul

Durante los últimos tiempos se han hablado mucho de la masificación turística en los destinos populares. Este verano, sin embargo, hemos ido a visitar una zona poco concurrida por turistas en mi Reino Unido natal: el Black Country, y dedico este artículo para hablar del pasado y presente de esta región en el centro de Inglaterra que jugó un papel clave en la revolución industrial.

El “Black Country” (país negro) se refiere a los condados entre las ciudades de Birmingham y Wolverhampton, en el oeste de las tierras centrales (Midlands) en Inglaterra. Desde el siglo XVI ya era una región donde abundaban minas de hierro y carbón, aunque la mayoría de los pueblos eran de carácter rural, donde los habitantes complementaban el cultivo de cereales con el oficio de herrero, fabricando clavos, espadas y armaduras.

Black_Country_UK_locator_map

Durante el siglo XVIII, dos sucesos cambiaron la historia de la región para siempre: la construcción de una red de canales que conectan las tierras centrales con Londres, y el invento de la máquina de vapor que desencadenó la revolución industrial.

El “Black Country”, por su riqueza en minerales como hierro, carbón y caliza, se convirtió en el mayor productor de acero y hierro, especializando en anclajes y cadenas para la industria marítima. El paisaje se transformó de forma radical, de pueblos rurales con huertos, prados, vacas y cisnes a una extensa área de minas, talleres y fábricas con humo saliendo de las chimeneas. Ya no se encontraba campo abierto entre un pueblo y otro, sino todos los condados entre Wolverhampton y Birmingham se unieron unos a otros para convertirse en un gigantesco polígono industrial. El apodo de “Black Country” se ganó en el siglo XIX por el alto nivel de contaminación. El humo negro que salía de las chimeneas tapaba el sol a todas horas. El traqueteo de cadenas y máquinas pesadas ahogaban al canto de aves. Hasta el agua de los canales salían negros, donde no se encontraba ni un pez.

Obreros black country

A pesar de que la industria pesada fue el factor principal que elevó el Reino Unido a la primera potencia mundial durante el siglo XIX, las condiciones de vida de los obreros eran más bien duras. En los talleres de cadenas de siglo XIX trabajaban 56 horas a la semana y solo cobraban si lograban producir la cantidad pedida en el tiempo acordado. No existía baja de maternidad y muchas mujeres trabajaban con el bebé en una cesta colgada del techo del taller. Sus hijos pequeños las ayudaban en las tareas, y los niños mayores de 12 ya tenían edad para picar en las minas o mover ladrillos. Los peores trabajos estaban en las minas, donde miles de trabajadores murieron en caídas, explosiones y accidentes laborales. La alta temperatura, humedad y aire contaminada bajo tierra dañaron los ojos de muchos trabajadores, que perdieron la vista. Se estimaba que la edad media en que murieron los mineros era 37.

Para transportar las minería de las minas a fábricas, se usaban la extensa red de canales, algunos al aire libre, otros en túneles para atravesar los montes. Para conducir las barcas por los túneles, la técnica era “legging” (patear), donde los conductores se tumbaban en un tablón con los pies fuera de la barca, y pisaban en las paredes del túnel para empujar la barca hacia delante. A veces, un pateador podía llevar varias barcas conectadas con cadenas. La leyenda local decía que el pateador más longevo empezó a trabajar en los canales a los 14 años y se jubiló a los 87. ¡Y varias veces él sólo había llevado una flota de 3 barcas cargadas de caliza atravesando 3 kilómetros de túneles en un tiempo de 4 horas!

legging-photo-london-canal-museum

Dos conductores practicando “legging”

Pero precisamente por la industrialización y las pésimas condiciones laborales, el Black Country se convirtió en uno de los focos más importantes de actividad sindical. Desde mediados de siglo XIX hasta principios de siglo XX, los trabajadores protagonizaron una serie de huelgas que lograron aumentar los salarios, reducir las jornadas y mejorar las condiciones de trabajo para la salud. La ciudad de Birmingham, por su punto estratégico y diversos sectores industriales, se convirtió en una de la segunda ciudad más grande en Inglaterra y una de las más prósperas.

A partir de la Primera Guerra Mundial, la producción de carbón sufrió un declive en demanda. Las minas empezaron a cerrar, y con ello poco a poco todas las fábricas y talleres de Black Country. Las chimeneas que antaño teñían el cielo de negro ya dejaban de echar humo. Los aguas volvían a ser transparentes y los peces y aves volvieron a los ríos y canales.

El país negro ya dejó de ser negro. Pero el nombre ya está puesto.

1280px-thumbnail

La época contemporáneo y el Black Country Museum

Desde los años 50, el Black Country se ha convertido en parte del “cinturón de óxido”, una antigua región industrial caída en decadencia, y una de las zonas con la tasa más alta de desempleo. A día de hoy, el paisaje consiste en pueblos residenciales intercalados por almacenes y polígonos industriales, ya que algunas industrias fabricando tubería y cadenas aún están en operación. Muchas casas están pegadas a carreteras anchas con estrechas aceras que no invitan a pasear, correr ni montar bici. Los negocios más típicos eran los de comida rápida para llevar. El único entretenimiento está en los pubs. Durante nuestro viaje nos alojamos en un hotel que no es nada turístico. Se usan para celebrar eventos y bodas. Cuando preguntamos los recepcionistas sobre la geografía local, nos contestaron con cara de no tener ni idea. Una nos dijo que de Birmingham ciudad lo único que conocía bien eran los pubs.

Dudley1

La época de mayor declive industrial de la posguerra coincidió con una gran oleada de migración procedente de países de Commonwealth. Junto a Birmingham, la región sufrió varios disturbios raciales durante los años 60 y 70. A día de hoy, muchos residentes trazan sus antepasados a Jamaica, Pakistan y Bangladesh, y entre la generación joven se ve un gran número de mestizos y mulatos, reflejando varias generaciones de mestizaje entre la población autóctona con la inmigración extranjera, sobre todo la de Caribe.

Las porciones que sirven en los pubs son gigantescas y por la calle se ve mucha gente obesa, sobre todo entre jóvenes y niños. Mirando a nuestro alrededor, éramos siempre los más esbeltos, y no somos exactamente gente de complexión delgada. Sin embargo, la mayoría de los lugareños fueron muy amables y nos trataron muy bien.

3B20BCC300000578-4008594-image-a-81_1481109604155

La mayor atracción en la zona es sin duda el Black Country Museum, que fue el propósito principal de nuestro viaje. Se trata de una sección del pueblo de Dudley conservado en el tiempo como un museo folclórico para reproducir la vida en la época de mayor esplendor industrial a principios de siglo XX. Los voluntarios (y muchos visitantes) van vestidos de época y hacen demostraciones de cómo extraían carbón de las minas de bombas de vapor, cómo forjaban herramientas de hierro en los hornos, y de cómo era la vida cotidiana para una típica familia obrera que se dedicaba al carbón, acero o el transporte de minería por los canales.

Termino este artículo con algunas fotos que hemos sacado durante nuestra visita.

BCM actores coche

BCM mina

BCM casa

BCM incinerador

Tienda BCM

Anuncios

La sociedad inglesa en los años 1970

30 Jun

Tuve una conversación con mis padres hace unas semanas de cómo ha cambiado Inglaterra durante los últimos décadas, y las diferencias han sido tan marcadas que he decidido escribir un post dedicado a ello.

A principio de los años 70, mis padres llegaron al Reino Unido como una joven pareja. En esa década, la sociedad británica ya había vivido importantes cambios en respecto a los años pos-guerra: los Beatles ya aparecieron y se separaron, los festivales de rock ya llenaban estadios, Inglaterra ya había ganado el mundial de fútbol en 1966, la revolución sexual ya estaba en pleno auge, la inmigración masiva de indios, paquistaníes y caribeños ya había empezado, ya se veían chicos con pelo largo, rapado o rastas, chicas con minifalda y vaqueros ceñidos por la calle de todos los barrios…, pero en otros aspectos, seguía siendo una sociedad bastante tradicional.

Los 70 era la época dorada de rock. Black Sabbath

Los 70 era la época dorada de rock. Black Sabbath

 Los trabajadores industriales, el “council housing” y la regulación económica

En 1970, el motor de la economía británica seguía siendo la industria de producción. Todo el norte y parte medio de Inglaterra, junto a la ciudad escocesa de Glasgow, era el centro industrial, lleno de fábricas y minas. La mayoría de los trabajadores industriales de base cobraban un salario modesto, pero con un puesto de empleo muy estable. Muchas familias ya llevaban varias generaciones trabajando en las mismas fábricas de acero, minas de carbón o astilleros y vivían en comunidades muy unidas donde todo el mundo se conocía.

Ilustración de ciudad industrial, por la artista Vicky Mount

Ilustración de ciudad industrial, por la artista Vicky Mount

El estado cuidaba del bienestar de los trabajadores alquilándoles viviendas de “protección oficial” a un precio asequible, conocido como council houses. En 1970, más o menos 1/3 de británicos vivían en casas alquiladas del estado. Aparte de aportar viviendas, el gobierno también ofrecía ayudas especiales para pensionistas, madres solteras, familias numerosas y hogares de bajo ingreso.

Sin embargo, muchos de los council houses eran pequeños y las familias eran más numerosas, así que muchos trabajadores, sobre todo los hombres, pasaban el mayor parte de su tiempo libre en los bares del barrio, porque era el único lugar donde tenía un sitio para sentarse.

Los sindicatos defendían los derechos de los trabajadores y tenían un peso importante político. Cuando convocaban una huelga, no había nadie que acudía al puesto de trabajo.

A mediados de los 70, cuando muchas industrias de producción ya no resultaban rentables, los sindicatos convocaron huelgas tras huelgas para evitar el despido. Cada semana sólo trabajaban 3 días y muchas casas se quedaron sin luz ni gas.

La circulación de dinero también estaba sujeta a un estricto control estatal. Cuando salías fuera del país, tenías que avisar a la hacienda la cantidad de libras que llevarías fuera.

Council housing, Leeds

Council housing, Leeds

El sistema educativo

Durante los años 70, la gran mayoría de los británicos dejaban los estudios a los 16 años, cuando acababan la educación obligatoria. Sólo una minoría, menos de 5%, estudiaba carreras. Sin embargo, la educación era totalmente gratis hasta la universidad. Entonces, ¿por qué tan poca gente estudiaba?

Los hijos de clase alta solían estudiar en centros privados, donde desde pequeño les preparaban para estudiar carreras universitarias, pero estos colegios eran tan caros que sólo 5% de la población podía pagarlos. Los hijos de familias de clase media y obrera iban a colegios públicos, donde al terminar la educación primaria, les sometía a un examen nacional, llamado 11+, para dividirlos en 2 grupos. Los 15% que sacaban las mejores notas estudiarían en colegios secundarios académicos, llamados grammar school; el resto de los alumnos estudiarían en colegios secundarios de oficios, llamados secondary modern. Sólo los alumnos de grammar school tenían la oportunidad de estudiar una carrera, porque en los secondary moderno ni siquiera les enseñaban ciencias, letras y matemáticas más allá del nivel básico. Así que a los 11 años, el futuro profesional de cada niño ya estaba decidido con un único examen.

Alumnas secundarias, 1972

Alumnas secundarias, 1972

Por supuesto, los niños que aprobaban solían venir de familias que daban importancia a los estudios académicos, que generalmente eran de clase media. La inmensa mayoría de obreros opinaban que si había trabajo en la fábrica, ¿por qué estudia una carrera?

Pero una vez que un joven conseguía una plaza en una universidad, el estado no sólo pagaba todos sus estudios, sino también sus gastos de vivir. Así que, la mayoría de los estudiantes universitarios ya estaban económicamente independientes de los padres.

La gran mayoría de aulas secundarias eran separadas por sexo. En universidades de élite como Cambridge y Oxford, los colleges también estaban divididos entre masculinos y femeninos. En 1970, en la universidad de Cambridge había 27 colleges masculinos, 3 femeninos y sólo uno mixto. Esta división institucional ya limitaba el número de alumnas a poco más de 10%.

Estudiantes de la universidad de Cambridge, 1977

Estudiantes de la universidad de Cambridge, 1977

La vida cotidiana

La típica familia inglesa de clase media llevaba una vida muy sencilla. Un típico día empezaba con un desayuno con cereales y una comida y cena que consistía de puré de patatas, guisantes, zanahoria, carne picada y salchichas que tenían más cereales que carne. Según mis padres, mucha gente sólo comía fruta una vez a la semana. Por eso, la mayoría de los ingleses de esa época eran muy delgados.

Para mucha gente, lo que le faltaba de calorías lo compensaba con cerveza. Muchos quioscos y tiendas de alimentación tenían un grifo desde donde uno podía echarse una pinta de cerveza de barril. No había mucho control de edad y muchos adolescentes de 14 años ya bebían pintas igual que sus padres.

Newcastle, 1972

Newcastle, 1972

Casi todas las tiendas cerraban a las 17:30 por la tarde y todo el día el domingo. Para una típica familia de clase media, ir al restaurante era un lujo sólo se permitía como mucho una vez al mes.

Mucha gente ya tenía coche pero como mucho uno por familia. Casi todos los que vivían a una distancia razonable de su trabajo se desplazaban en bici o andando.

Poquísima gente iba de vacaciones al extranjero. Lo típico que hacía era ir a una zona costera de Inglaterra, como Brighton o Southend, para pasar las vacaciones de verano. No era difícil encontrar a británicos que nunca habían salido de su país.

Amigas, 1978

Amigas, 1978

Los valores sociales

En la gran mayoría de familias, era el hombre que trabajaba y la mujer que cuidaba la casa y los niños. Aunque había algunas fábricas que contrataban sobre todo a mujeres, solían ser chicas antes de casarse. Las pocas parejas en que ambos trabajaban eran consideradas familias de “alto ingreso” que podían permitirse lujos especiales. En la vida pública, la mayoría de la gente que daba la cara eran hombres. Hasta en la televisión había pocas mujeres presentadoras. En la BBC sólo había una reportera en 1970: Angela Rippon.

La vida social también estaba muy dividida por sexo, sobre todo entre la clase obrera, donde los hombres socializaban con hombres y las mujeres con mujeres. Se veían poquísimos grupos de amigos mixtos, salvo se trataban de varias parejas.

La homosexualidad ya era legalizada en 1970, pero aún estaba muy mal visto. La mayoría de los gays no salían del armario y muchos se casaron y tuvieron hijos, aunque vivían su verdadera sexualidad a escondidas en lugares secretos de encuentro.

Angela Rippon, 1977

Angela Rippon, 1977

La inmigración y la multiculturalidad

En las décadas de los 60 y 70, el Reino Unido recibió 3 importantes oleadas de inmigración: de las antiguas colonias de Caribe, de India y Paquistán, y de las antiguas colonias de África (sobre todo la minoría india).

Los afro-caribeños se dispersaron en los barrios obreros, conviviendo con los ingleses nativos. Por la cercanía cultural, los jóvenes se integraron rápidamente en la sociedad obrera inglesa y gracias a su aportación, se fundaron nuevas tribus urbanas como los rudeboys, los mods y los skinheads.

Rude boys, 1977

Rude boys, 1977

La inmigración india y paquistaní, tanto desde Asia como África, asentaron más en barrios concentrados, formando comunidades propias. Debido a diferencias culturales más pronunciadas, su presencia en la sociedad británica no fue tan bien recibidas y en varias ciudades hubo oleadas de violencia racista conocida como Paki-bashing, es decir, “a la caza de paquistaníes”.

Sin embargo, como muchos inmigrantes indios poseían un nivel de estudios más alto, sus hijos rápidamente se convirtieron en los alumnos más destacados del colegio. Muchos ingleses también apreciaban la ética de trabajo de los indios, que eran los únicos que abrían sus tiendas por las noches y durante los fines de semanas.

ilustración del barrio londinense Brick Lane, por Danny Jones

ilustración del barrio londinense Brick Lane, por Danny Jones

Los cambios que vinieron después…

Desde mediados de los años 70 hasta los 80, vino una oleada de importantes cambios.

Primero, bajo la presión de los sindicatos, a partir de 1973, el sistema educativo ya no segregaba alumnos a partir de los 11 años ni por nivel académico ni por sexo, dándoles a todos la misma educación académica básica hasta los 16 años.

Después, en los 80 vino Thatcher, que cerró las industrias no-rentables, disolvió a los sindicatos y vendió los council houses a compradores privados. Algunos de los obreros se reciclaron de oficio y ascendieron a la clase media, otros se hundieron y se convirtieron en una clase marginal que vivía exclusivamente de las ayudas del estado. Se salvó quién podía, y el estrecho tejido social que unía las comunidades de clase obrera se rompió para siempre.

La venta de council housing

La venta de council housing

Durante los 90, la economía británica ya se había deshecho de su pasado de producción industrial y se ha re-orientado al sector tecnológico, financiero y de servicios. Cada vez más jóvenes estudiaban carreras, pero el gobierno ya no tenía recursos para pagar sus estudios. En los 90 quitaron las becas de gastos de vivir, en el año 2000 empezaron a hacerles pagar las matrículas. Muchos estudiantes, al terminar la carrera, se encontraron endeudados hasta el cuello.

Desde entonces, en la sociedad británica se ha producido una rápida americanización: cada vez más consumista, más individualista, más hedonista pero a la vez más libre, más dinámica, más diversa, más tolerante y más flexible.

Comparando la época actual con los años 70, yo diría que entonces, la sociedad era más proteccionista, más intervencionista pero a la vez más rígida, más clasista y con menos movilidad social, donde a cada uno le enseñaba desde pequeño su lugar en una sociedad fuertemente jerarquizada. Sin embargo, el estado no dejaba a nadie a su suerte, sino aseguraba que todo el mundo tenía un puesto de trabajo y una casa donde vivir.

Huelga de mineros, 1978

Huelga de mineros, 1978

Tres historias de segregación social

18 Jun

En cualquier sociedad plural, las personas que comparten afinidades culturales y estatus socioeconómico suelen agruparse juntas, formando identidades colectivas. Sin embargo, una sociedad se vuelve segregada cuando:

1. cada grupo ocupa un estrato socioeconómico bien diferenciado, sin ninguna movilidad social

2. cada grupo está definido puramente por ascendencia familiar

3. miembros de cada grupo sólo se casan entre los suyos

4. existen leyes que tratan a individuos de forma distinta según el grupo a que pertenece, o que prohiben el matrimonio mixto

Durante toda la historia humana, ha habido sociedades más segregadas que otras. En este artículo me gustaría hablar de los 3 ejemplos de segregación social e investigar el origen y las consecuencias de tales prácticas: los órdenes en la Roma republicana, las castas en la India y el apartheid en Sudáfrica.

Durante el apartheid de Sudáfrica, toda la población no-blanca fue obligada a vivir fuera de la ciudad en asentamientos improvisados

Durante el apartheid de Sudáfrica, toda la población no-blanca fue obligada a vivir fuera de la ciudad en asentamientos improvisados

Patricios y plebeyos en la Roma republicana

Mucha gente está muy familiarizada con los estratos social de la Roma imperial, donde los habitantes del imperio estaban divididos entre ciudadanos romanos, peregrinos y esclavos, cada uno con su derechos, libertades y obligaciones distintas. Sin embargo, a pesar de la profunda desigualdad, el grado de segregación no era tan radical porque había una cierta movilidad entre grupos. Muchos esclavos fueron liberados, muchos peregrinos consiguieron la ciudadanía romana, y algunos ciudadanos romanos, al ser condenados por ciertos delitos penales, fueron vendidos a la esclavitud. El matrimonio mixto entre los 3 estratos sociales también era bastante común.

Sin embargo, muchos siglos antes de que Roma se convirtió en un imperio, era una ciudad-estado en Italia central cuyos habitantes estaban divididos entre 2 órdenes bien diferenciados: los patricios y los plebeyos.

Patricios (izq) y plebeyos (der)

Patricios (izq) y plebeyos (der)

En principio, la distinción de los 2 órdenes no tenía nada que ver con el dinero, sino solamente era una cuestión de ascendencia y sangre. Los primeros eran supuestamente los “romanos con raíces”; los segundos eran los “romanos naturalizados”. El matrimonio mixto estaba prohibido por ley. Los hijos de plebeyos siempre eran plebeyos, sólo podían casarse con plebeyos y sólo podían vivir en barrios de plebeyos.

Ambos tenían derecho de voto, pero el voto de los patricios contaban con más peso; ambos tenían la obligación de prestar servicio militar, pero sólo los patricios podían ocupar puestos de mando. Por supuesto, sólo los patricios podían presentarse como candidatos políticos o ocupar puestos importantes como sacerdotes.

Nadie sabe el origen de esta división, una teoría es que los patricios descendían de las familias que fundaron la ciudad y los plebeyos descendían de inmigrantes que llegaron después. Quizás durante los primeros siglos, la mayoría de la población romana eran patricios y los plebeyos eran solamente una minoría, pero con la expansión de la ciudad y la incorporación de nuevos ciudadanos, la población plebeya creció, y al principios del siglo V a.c. ya formaba la mayoría de la ciudadanía.

Plebeyos romanos

Plebeyos romanos

Aprovechando su superioridad numérica, los plebeyos organizaron la primera huelga (secessio plebis) en el año 495 a.c., en que todos abandonaron la ciudad y se marcharon a Monte Sacro. Con la ciudad casi vacía y toda la economía paralizada, los patricios no tenían más remedio salvo conceder los derechos sociales políticos que los plebeyos exigieron, entre ellos la Ley de las Doce Tablas.

Durante los próximos 2 siglos, los plebeyos organizaron una serie de huelgas, a veces abandonando la ciudad, otras veces negando a prestar servicio militar al ser llamados a filas. A principios de siglo III a.c., la mayoría de las leyes que segregaban las 2 clases fueron abolidas y muchas de las familias romanas más ricas y poderosas eran de extracción plebeya.

Sin embargo, a medida que la vieja división entre patricios y plebeyos se superaba, otra forma de desigualdad empezó a surgir en la sociedad romana entre 2 clases sociales emergentes: la élite senatorial y el proletariado. Pero esa ya es otra historia que contaré en otro momento.

Secessio plebis, o huelga

Secessio plebis, o huelga

Las castas de la India

En la India, la población hindú está dividida entre 6 castas: brahmanes, kshatriya, vaisias, shudrás y dalitss. El origen de esta división se trazó a hace más de 2000 años y desde entonces, cada casta se ha convertido en un grupo totalmente endogámico. Aunque ya no hay leyes que prohíben el matrimonio mixto, socialmente, el mestizaje sigue siendo un tabú social en la India.

Los estudios genéticos dan una posible explicación del origen de tal segregación. Los indios modernos aparentemente descienden de 2 poblaciones ancestrales, una norteña, procedente de Asia Central y otra sureña procedente del sur de India. Hace entre 3000 y 3500 años, los norteños conquistaron la península y sometieron a los sureños, pero los 2 grupos se mezclaron. Lógicamente, la gente de pura sangre norteña ocupaba los estratos sociales más altos, la de sangre pura sureña ocupaba los más bajos, y en el medio estaban los mestizos de distintos grados. Pero cuánto mayor porcentaje de sangre norteña tenía, más alto el estatus social.

La jerarquía de castas hindúes

La jerarquía de castas hindúes

Hace unos 2000 años, aprobaron por primera vez unas leyes que dividían oficialmente la población en castas según el oficio que realizaba cada familia, que más o menos reflejaba el grado de mestizaje norteña-sureña. Cada individuo sólo podía socializarse, mezclarse y casarse con gente de su propia casta. Desde entonces, ya no ha habido más mestizaje y cada casta se ha convertido en un grupo totalmente cerrado.

En el siglo XIX, todos los músicos pertenecían a la misma casta

En el siglo XIX, todos los músicos pertenecían a la misma casta

Cuando los británicos gobernaron la India durante los siglos XIX y XX, aprovecharon el sistema de castas para imponer una jerarquía colonial estrictamente estratificada, elogiando a las castas altas y marginando a las más bajas. Después de la independencia, varios gobiernos indios han intentado mejorar la condición socioeconómica de las castas más bajas.

A día de hoy, algunos intocables ya estudian carreras, trabajan en profesiones cualificadas y uno hasta llegó a ser presidente de gobierno (Kocheril Raman Narayanan), pero en la vida cotidiana, la segregación de castas sigue siendo una realidad brutal, y según parece, la práctica no tiene pinta de desaparecer en un futuro previsto.

Los "dalit", o intocables, eran la casta más baja

Los “dalit”, o “intocables”, son la casta más baja

El apartheid de Sudáfrica

El Sudáfrica de apartheid es una de las sociedades segregadas que mejor se conoce en la época actual, aunque el régimen duró relativamente poco (1948-1994).

Desde el siglo XVII hasta principios de siglo XX, Sudáfrica fue colonizada primero por los holandeses y luego por británicos y fue escena de una docena de guerras coloniales muy sangrientas. A principios de siglo XX, la población era un mosaico de docenas de distintos grupos étnicos:

Un poco menos 80% de la población era de origen indígena, pero se dividía entre varias etnias, cada una con su territorio tradicional. Los grupos más mayoritarios eran los Zulu, Xhosa, Basotho y Bapedi.

Xhosa, uno de los grupos étnicos principales de Sudáfrica

Xhosa, uno de los grupos étnicos principales de Sudáfrica

El resto de la población descendía de la inmigración europea y asiática, donde las comunidades más importantes eran:

  • la comunidad holandesa, conocida también como afrikáners. Muchos de ellos llevaban instalados desde el siglo XVII en Sudáfrica y ya se consideraban autóctonos. La mayoría era de origen social humilde, viviendo de la agricultura en modestas granjas familiares.
  • la comunidad británica, descendientes de colonos que se instalaron durante el siglo XIX y XX. La mayoría pertenecía a la burguesía urbana y mantenían fuertes vínculos con la Gran Bretaña.
  • la comunidad india, descendientes de trabajadores manuales reclutados por los británicos.
  • la comunidad malaya, descendientes de esclavos indonesios traídos por los holandeses. Hablaban holandés como lengua materna pero practicaban el Islam.

Cuando aprobaron el apartheid en 1948, la constitución dividió la población en categorías raciales cerradas: blancos, negros, indios y gente de color, asignando a cada una una determinada zona para vivir, para socializar, para trabajar, para estudiar y para divertirse, prohibiendo cualquier tipo de contacto o mezcla. Los blancos disfrutaban de todos los privilegios. Los negros tenían los mismos derechos que los animales salvajes.

Los afrikaners, descendientes de holandeses, eran los que más votaron a favor de apartheid

Los afrikaners, descendientes de holandeses, eran los que más votaron a favor de apartheid

Sin embargo, para que uno fuera blanco, tenía que tener 100% de sangre europea. Cualquiera con una gota de sangre no-europea ya perdía este estatus. La situación se hizo especialmente complicada para 10% de la población sudafricana que eran hijos mestizos entre europeos, asiáticos e indígenas africanos. El apartheid les metió a todos en la categoría de gente de color, junto a toda la comunidad malaya.

Los barrios de gente de color se convirtieron en lugares especialmente conflictivos porque convivían varias identidades culturales que no tenían nada que ver. Tanto el hijo de un colono inglés y mujer Xhosa de cultura anglosajón como un malayo de religión musulmana eran considerados miembros de la misma raza porque no eran blancos ni negros. Muchas familias mixtas fueron separadas por la fuerza, con miembros de distintas “razas” viviendo en lados opuestos de las vallas de separación.

El apartheid duró hasta 1994. Desde entonces, los distintos grupos han intentado reconciliarse, pero medio siglo de segregación forzosa ya ha creado demasiados rencores para olvidarse de día a mañana.

Durante apartheid, todos los mestizos pertenecían a la raza de "gente de color"

Durante apartheid, todos los mestizos pertenecían a la raza de “gente de color”

El impacto de la segregación

En la antigua Roma se llamaban órdenes, en la India se llaman castas, en Sudáfrica y EEUU se llaman razas, pero todos en realidad se refieren a la misma práctica: la construcción de muros para separar la población de la misma sociedad entre favorecidos y desfavorecidos desde nacimiento, reduciendo la movilidad social a cero para que los de arriba puedan conservar sus privilegios para todos sus descendientes.

Los criterios de segregación pueden variar. En la Roma republicana era por la fecha en que tus ancestros consiguieron la ciudadanía, en la India era por la profesión familiar, en Sudáfrica y EEUU era por el color de la piel, en otros países podían ser el apellido…, pero una vez que la segregación institucional se ha puesto en marcha durante varias generaciones, la gente empieza a ver los muros que les dividen como algo “natural”, y que los distintos grupos se mantienen aparte por “voluntad divino” o porque “lo lleven en los genes”.

En Sudafrica, después de medio siglo de apartheid, a mucha gente aún le cuesta asumir el concepto de la igualdad de derechos. Durante los últimos años, el crecimiento económico ha traído mucha inmigración desde los países vecinos, y algunos negros autóctonos les reciben con palos y piedras. Recuerdo oír uno decir:

“No hemos luchado tantos años contra el apartheid para que lo disfrute gente de otros países.”

Violencia xenófoba en Sudafrica contra inmigrantes de países vecinos.

Violencia xenófoba en Sudafrica contra inmigrantes de países vecinos.