5 propuestas en contra de agresiones y acoso sexual callejero

3 Ene

Durante el último año, muchas mujeres han expresado su indignación por el acoso e inseguridad que llevan años aguantando. Con mi formación de ingeniero, creo que para cada problema hay que buscar una solución, por eso llevo tiempo pensando en medidas prácticas para prevenir agresiones y acoso callejero. Aquí presento algunas ideas.

una-mujer-es-violada-en-espana-cada-ocho-horas-segun-interior

Todo el mundo habla de la educación en el respeto y la igualdad. Estoy de acuerdo que eso es fundamental y aun falta mucho trabajo. Sin embargo, tarda tiempo en dar fruto (una generación o más) y con todo el éxito que puede concienciar una sociedad, siempre habrá algún enfermo mental que no controla sus impulsos. Igual que en todas las sociedades hay pederastas y asesinos en serie, también habrá depredadores sexuales en serie. En un país de tantos millones de habitantes, basta con que uno de cada 10,000 es un tarado, ya tendremos cientos de depredadores sexuales sueltos capaces de cometer docenas de delitos cada año.

Para empezar, creo esencial aportar a las mujeres medios que para protegerse contra agresiones y acoso. En los años 70, muchas chicas llevaban silbatos o alarmas de violación que emitían un sonido fuerte para espantar al violador y llamar atención a los transeúntes, y creo que siguen siendo herramientas muy útiles, el único problema es el tiempo que tarda en activar la alarma.

Muchas veces, he pensado que todo el mundo tiene un teléfono móvil que conoce su ubicación, sus gustos y le conecta con los amigos, ¿por qué no puede hacer una aplicación para prevenir agresiones sexuales? Una idea que he pensado es una aplicación donde cada mujer, cuando se siente insegura caminando por una calle desierta por la noche, puede activarla, que avisa su ubicación a sus amigos y familiares. Cuando siente que alguien le está siguiendo, podría activar el nivel 2 de la alarma, que enviará un aviso a todos los usuarios de la aplicación que se encuentran por la zona, que asomarán la cabeza o saldrán a la calle para ver lo que sucede, así disuadiendo al agresor. El nivel 3 de alarma se activa cuando alguien realmente la agarra o la aborda de forma agresiva, y la señal se enviará directamente a la policía tanto como a todos los usuarios que se encuentran cerca, además emitirá un sonido para que el agresor se entere. Por supuesto, la alarma 3 debe ser de activación fácil, porque cuando alguien te ataca, normalmente es por sorpresa.

 

Castigar el acoso callejero con multas tampoco me parece mala idea. Lamentablemente, algunos hombres, para divertirse, gritan obscenidades a las mujeres por la calle o las meten mano, que hacen las mujeres sentirse muy incómodas. A esas alturas, creo que la educación hará poco efecto porque quién no quiere hacer caso a algo no lo hará, y el único modo de prevenirlo es con multas, igual que para los que saltan semáforos, fuman en espacios cerrados y tiran basura a la calle. Lo difícil sería demostrar los hechos e identificar los culpables para presentar la denuncia. De nuevo, creo que las aplicaciones de móvil pueden ayudar. Algunas ciudades en India y América Latina ya tienen cuerpos de policía especializados en luchar contra el acoso sexual. Ojalá que no sea necesario en Europa, aunque no lo descarto. 

 

Uno de los mayores obstáculos para denunciar agresiones sexuales es el mismo proceso de la denuncia. Para una experiencia ya traumática, la víctima tiene que relatar con detalle todo lo sufrido delante de desconocidos, que para muchas, sería tan traumática como otra violación. He pensado que en vez de hacer la denuncia en presencia personal, lo podría hacerlo a través de un formulario electrónico capaz de recoger y compilar la mayor cantidad de datos sobre la agresión sufrida. Y a la hora de entrevistar a la víctima, también lo podrían hacer de forma no presencial a través de otro formulario. Así el proceso de la denuncia será menos invasor a la intimidad. Por supuesto, en el juicio, algunas preguntas serán prohibidas de hacer, como la ropa que llevaba la víctima o si estaba ebria.

48966066_10217791998574117_1246132701635805184_n

Por último, como en cualquier sociedad siempre habrá tarados, para los agresores sexuales que tienen alta probabilidad de reincidir, hay que tenerlos fichados para toda la vida. Después de haber cumplido la condena, llevarán siempre un chip que identifica su ubicación cuando vuelve a la comunidad, para que la policía siempre los tendrán ubicados.

Lo que no tengo propuestas es contra las agresiones y abusos sexuales que ocurren en la intimidad, porque muchos sucesos ocurren sin testigos. Sin embargo, basta con hacer la calles abiertas un lugar más seguro para la mujer, ya habremos conseguido un gran logro. Si alguien tiene mejores ideas para aportar, me gustaría conocerlas, y si conocéis a emprendedores dispuestos a llevarlos a cabo, más todavía.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: