Los chinos: mitos y realidad

19 May

Entre todas las nacionalidades extranjeras en España, la china es considerada por muchos como la más exótica y misteriosa. Se cuentan muchas leyendas urbanas de ellos, como que “no pagan impuestos”, “comen a los gatos y perros de sus vecinos”, o que “nunca mueren”…

Mi familia es de origen chino, viví 5 años de mi infancia en Taiwán, he viajado 2 veces a China y hablo chino. Aunque en Madrid no tengo tanto contacto con la comunidad china, soy conocedor de la cultura, y dedico este post para hablar del carácter nacional de los chinos y para aclarar unos malentendidos sobre esta cultura.

Un barrio popular de Pekin

Un barrio popular de Pekin

Todos los tópicos tienen algo de verdad, y para los chinos, lo de ser “muy trabajadores” es parte de la herencia cultural inculcada en la familia. Para un típico chino, recibir caridad o vivir de ayudas sociales es considerado una humillación personal. Hasta en una situación muy desesperada, un típico chino preferiría vivir de la venta ambulante o dedicarse a  actividades ilegales antes de pedir limosna.

También suelen ser competitivos y ambiciosos en que todo el mundo quiere triunfar. Hasta el muerto de hambre viviendo en una chabola tiene el sueño de convertirse en millonario. En las calles de Hong Kong, Shanghái y Pekín, se ve que incluso el obrero más humilde pasa todo el día colgado en el móvil, negociando compras y ventas con el sueño de hacerse una fortuna.

En EEUU, Francia y el Reino Unido donde la inmigración china lleva varias generaciones, son muy conocidas las “madres tigresas”: madres que empujan a sus hijos a triunfar, a sacar las mejores notas en clase y ser el mejor de todo…. Por eso, muchos hijos de inmigrantes chinos en estos países destacan en los campos de ciencia, ingeniería, medicina, derecho y en los negocios.

Jeremy Lin, jugador de NBA, es americano de descendencia china

Jeremy Lin, jugador de NBA, es norteamericano de descendencia china

También tienen sus vicios, como los irlandeses con el alcohol. El vicio chino es el juego. El lugar favorito de ocio para un chino no es el bar ni la discoteca, sino un casino o un salón de juegos. Es algo irónico que muchos chinos, al trabajar tan duro durante tantos años, pierden todos los ahorros en una partida de cartas. Por supuesto, un desproporcionado porcentaje de delitos como atracos, amenazas, secuestros y asesinatos, tiene origen en las deudas del juego.

Un juego de cartas en China

Un juego de cartas en China

En Occidente, China es frecuentemente percebida como una oportunidad o una amenaza, dependiendo de la ideología de cada uno. Como un pueblo, los chinos tienen fama de ser maltratadores de animales, gente sin escrúpulos motivada solamente por el dinero, sin conciencia ecológica, que vende a sus hijas, que conduce sin respetar señales de tráfico, que escupe, ensucia y habla a gritos, son tramposos y pícaros a la hora de hacer negocios y dan la espalda a su cultura milenaria a favor del progreso económico…

Muchos de estos tópicos pueden ser ciertos en comparación con los alemanes, franceses o españoles, pero en mi opinión personal, es injusto juzgar a los chinos con la misma estándar ética de una nación desarrollada de Occidente, porque es un país gigante de 1300 millones de habitantes bajo un estado de dictadura, donde la mayoría de los ciudadanos no tienen ningún derecho social y vive a un nivel de subsistencia.

http://www.elconfidencial.com/alma%2Dcorazon%2Dvida/2013/05/17/las%2Dconsecuencias%2Dde%2Dlo%2Dbarato%2D600000%2Dchinos%2Dmueren%2Dtodos%2Dlos%2Danos%2Den%2Dsu%2Dtrabajo%2Dpor%2Dagotamiento%2D121053/

Como en cualquier país con tanta marginalidad, desigualdad e injusticia, la gente tiene que saltarse las normas por una cuestión de supervivencia. En fin, ¿cómo puede uno tener conciencia de maltrato animal cuando constantemente ve maltratar a personas? En comparación con un país con el mismo nivel de desarrollo, como México, Egipto, India, Brasil, Ucrania y Rusia, la situación de china no es necesariamente peor.

Un "transportista" en China (Foto: Alain Delorme)

Un “transportista” en China (Foto: Alain Delorme)

Durante toda la historia, el gobierno y las instituciones financieras en China han operado en contra de los intereses del pueblo, así fomentando una desconfianza muy arraigada en la mentalidad del pueblo hacia las autoridades. A muchos chinos no les gusta guardar dinero en el banco (porque los bancos siempre les han timado), sino esconderlo bajo el suelo. Para montar un negocio, en vez de pedir préstamo a un banco, muchos recaudan a través de una clase de “crowdfunding” entre sus familiares, amigos y conocidos. También abundan los prestamistas, que prestan dinero a interés alto pero también son muy exigentes a la hora de cobrar deudas. Las relaciones personales son muy importantes a la hora de hacer negocios, y muchas contratos no se firman en una oficina o una sala de reuniones, sino en la mesa de un comedor familiar, rodeados de familiares y amigos.

Un fábrica en China

Un fábrica en China

A día de hoy, China es la fábrica del mundo.

Se oye mucho hablar de la “invasión de los productos baratos en China” que amenaza el bienestar de los españoles. En Facebook he visto varios grupos que hacen la llamada de “dejar de comprar de los chinos para fomentar la industria nacional”. Pero ellos se equivocan.

Los productos chino no son solamente los que se venden en los bazares chinos, sino la mayoría de los productos que se venden en el Corte Inglés, Carrefour, IKEA, o cualquier aparato electrónico de la marca APPLE.

La dicha “invasión china” no empezó el momento que se abrió el primer bazar chino en Europa, sino en el momento que empresas multinacionales como APPLE, NIKE, INDITEX, ADIDAS etc montaron su fábrica ahí o subcontrataron a una empresa china para fabricar sus productos, porque ahí la mano de obra es barata y los trabajadores no tienen ningún derecho.

Un bazar chino en España

Un bazar chino en España

La única diferencia entre un producto que se vende en ZARA o uno que se venden en un bazar chino es que lo de ZARA ha aprobado la selección de calidad exigida por la empresa multinacional Inditex, pero ambos son MADE IN CHINA.

Así que, los que quieren dejar de comprar a los chinos para fomentar la industria autóctona, tendrán que dejar de comprar en el Corte Inglés, en Zara o cualquier ordenador, televisión, iPhone, iPad.. que se venden en las tiendas de marca.

La mayoría de las campañas contra negocios chinos está promovido más por la xenofobia en vez de por el comercio justo

La mayoría de las campañas contra negocios chinos está promovido más por la xenofobia en vez de por el comercio justo

Trabajadores de Foxonn

Trabajadores de Foxonn

A día de hoy, con la globalización, muchas costumbres occidentales están llegando en China, y muchos negocios chinos se han adaptado al modelo occidental, pero siempre llevan un poco su propio lastre cultural, algo inevitable. También hay una nueva generación de gente que vive entre dos culturas: chinos occidentalizados y occidentales adaptados a las normas chinas, que sirven como un puente de comunicación entre los dos mundos.

La inmigración china en España lleva tan poco tiempo y los inmigrantes son tan cerrados que no se molestan ni siquiera en desmentir las leyendas urbanas. Pero eso va a cambiar con la próxima generación que ha nacido aquí. Cuando paso por las puertas de un instituto de mi barrio, veo a hijos de inmigrantes chinos formar la misma pandilla de amigos con hijos de españoles, latinos, rumanos y marroquíes. Desde luego, el inmigrante chino es cerrado, no porque quiere excluir a otras nacionalidades a posta, sino por la barrera de un idioma tan distinto a los europeos.

Para desmentir las leyendas urbanas, uno solo tiene meterse en Google y poner “los chinos no pagan impuestos” y “los chinos nunca mueren” y salen un montón de artículos de varios periódicos calificándoles como bulos.

http://www.abc.es/20101118/comunidad-canarias/camara-aclara-comercios-chinos-20101118.html

http://www.hoy.es/v/20110130/sociedad/chinos-pagamos-impuestos-20110130.html

Acerca de lo de “comer perros”, sí que lo hacen en algunas partes del país por un sector muy minoritario de la población. Pero la carne suele proceder de granjas especializadas y nunca de la mascota de sus vecinos. La carne que más se comen en China es la del cerdo, pollo, ternera y cordero y la mayoría de los chinos nunca han saboreado carne de perro ni gato.

Durante la última década, China ha entrado fuerte en África

Durante la última década, China ha entrado fuerte en África

Un viaje a China merece mucho la pena, pero antes de ir, hay que estar preparado a enfrentar el agobio de abrirte camino a codazos entre un montón de gente en la calle. Con sus 1300 millones de habitantes, las calles de cualquier ciudad se encuentran tan saturadas de gente como el Parque de San Isidro en el 15 de Mayo o el Corte Inglés en el primer día de rebajas.

Es un país con muchos contrastes, donde se ven rascacielos futuristas en plan ciencia ficción y callejones oscuros donde la gente vive en semi-chabolas realizando todas sus actividades cotidianas en la calle.

Lo que más me gusta es la energía y vitalidad de la gente, se ve que es un pueblo que a pesar de haber sufrido siglos de represión, guerra, tiranías e injusticias, sigue mirando al futuro con optimismo y esperanza.

Barrio viejo vs barrio nuevo en China

Barrio viejo vs barrio nuevo en China

Anuncios

9 comentarios to “Los chinos: mitos y realidad”

  1. monidelatorre mayo 20, 2013 a 10:34 am #

    Me ha parecido muy interesante, además que es un tema que lleva unos cuantos años en boca de todos. Sigue así!

  2. Jorge julio 1, 2013 a 9:54 am #

    La cultura china es para mí, admirada. Soy cubano y desde mi niñez he conocido muchos hijos y nietos de chinos con cubanos. Todos me calleron bien siempre. Me hubiera gustado tener sangre china. Pero creo que la tengo en mi espíritu.
    Al final todos somos humanos y tenemos muchos defectos, pero no dejo de admirar a lo chinos por toda su lucha y supervivencia. Y entiendo cada punto que dices acerca de la tiranía y el romper las normas para sobrevivir.

  3. Yerutí agosto 21, 2013 a 9:48 am #

    Estoy muy de acuerdo con todo lo que dices, creo que en vez de estar en contra de los bazares chinos o productos, que como tú dices, están en todas las grandes marcas, aunque los pagues más caros. Tendríamos que hacer una gran campaña contra los empresarios explotadores, porque los pobres chinos que trabajan bajo un régimen de explotación extrema, no son los culpables de lo que está pasando. Si lo son los grandes empresarios, ya sea chinos o los dueños de “El Corte Inglés”, “Zara”, etc. tan solo piensan en amasar fortunas a costa de la desgracia ajena, por eso el trabajo está escaseando en España y los sueldos cada vez bajan más, porque es más barato producirlo en china. Pero no es castigando al señor del bazar de la esquina que está todo el día trabajando en su negocio cómo combatiremos este flagelo, si no denunciando y boicoteando a los grandes capitanes de la industria que propician la explotacion humana, ya sea en China o en cualquier parte del mundo, Bangladesh, India, España, todo el mundo…

  4. alnaumi mayo 14, 2014 a 1:58 pm #

    Cuanta razón tienes. El tema de chinos si o no, no es mas que pura xenofobia. Desde la liberación del mercado mundial en los años 90, promovido por el capitalismo norteamericano, China se ha convertido en la fábrica del mundo. En lo que si estaría de acuerdo es que la Union Europea, si fuera Unión y no lacayo de USA, impusiera unas condiciones de producción en origen dignas y cumpliendo todas las condiciones medioambientales que rigen aquí. Es un sin sentido aplicar normativas en nuestro entorno y dejar que el resto del mundo haga lo que le da la gana. Los chinos tiene derecho a una vida digna y que su país mejore, lo mismo que nosotros los españoles.

  5. Verónica Durán junio 23, 2015 a 7:35 am #

    Perdona, pero la xarne de perro y gato no sale de granjas especializadas. Infórmate un poco o ve a darte una vuelta por el festival de Yulin. Existen organizaciones de peso internacional denunciando la atrocidad que se lleva a cabo en dicho festival e incluso hay reyertas entre la población china de esa región porque muchos de los perritos y gatos que se ofrecen como producto culinario son robados.

  6. Verónica Durán junio 23, 2015 a 7:39 am #

    Por no hablar de cómo son torturados públicamente. Apaleados, hervidos vivos, quemándoles el vello a soplete y luego arrojados en bidones. Si dices que es un mito corre a youtube a comprobarlo.

    • Nestor enero 8, 2017 a 1:42 am #

      Que horrible ..pobres perritos .cuanta crueldad .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: