El feminismo – un movimiento de múltiples corrientes

10 May

Hace poco, en la página de la organización focusonwomen, me topé con esta imagen.

Hiyab, niqab o maquillaje... todos ellos esconden tu propia identidad. La artista Boushra Almutawakel trabaja el feminismo islámico desde las artes plásticas

Hiyab, niqab o maquillaje… todos ellos esconden tu propia identidad. La artista Boushra Almutawakel trabaja el feminismo islámico desde las artes plásticas

Es la propaganda difundida por un grupo de feministas islámicas, que comparan el uso del velo en la sociedad islámica con el uso de maquillaje en las demás culturas, porque ambos “tapan” la verdadera identidad de la mujer.

Estar o no estar de acuerdo con el mensaje, me ha dado por pensar que el “feminismo” es una de las ideologías más diversas y desunidas, con varias ramas que defienden a posturas casi opuestas, y curiosamente, los seguidores de cada corriente a menudo tachan a otras de “machista”.

En su significado original, el “feminismo” es un movimiento que lucha para conseguir la igualdad de hombres y mujeres, y técnicamente, cualquiera que defiende la igualdad de sexos puede considerarse “feminista”. Así que, salvo los grupos más radicales, prefiero decir “los” feministas en vez de “las” feministas, porque uno no tiene que ser mujer para ser feminista.

En general, todos los feministas reivindican ciertas causas en común: como la igualdad de salarios, el acceso al aborto y la lucha en contra de la violencia de género, pero acerca de temas como la interpretación de la feminidad, la relación con los hombres y las maneras para conseguir la igualdad, hay diferencias substanciales. Sacando mis propias conclusiones en lo que he encontrado en debates y foros de discusión, creo que clasificado por ideología, el feminismo se puede dividir en 3 corrientes: la de “equidad”, la de “género” y la “separatista”.

La estadounidense Christina Hoff Sommers se declara una feminista de "equidad"

La estadounidense Christina Hoff Sommers se declara una feminista de “equidad”

El feminismo de “equidad” es la corriente más antigua, que lucha por la igualdad de sexos en el terreno de derechos y obligaciones. Eran ellos que consiguieron el voto femenino, la admisión de chicas en universidades y escuelas masculinas y la integración de la mujer en el mercado laboral. A día de hoy, luchan principalmente contra cualquier discriminación, segregación o violencia por razones de sexo, pero otro lado, sí que aceptan que existen diferencias innatas tanto físicas como psicológicas entre hombres y mujeres, y que por naturaleza, las mujeres puedan tener mayor inclinación hacia ciertas profesiones y los hombres en otras; lo importante es que cuando una mujer elige trabajar en una profesión dominada por hombres, no sufre discriminación por su sexo.

En 30 años, la profesión médica que evolucionado de un sector de mayoría masculina a mayoría femenina, sin cuotas de discriminación positiva

En 30 años, la profesión médica que evolucionado de un sector de mayoría masculina a mayoría femenina, sin cuotas de discriminación positiva

El feminismo de “género” es una corriente que niega la existencia de diferencias innatas en aptitud ni en psicología entre hombres y mujeres, y que todos los papeles de “género” es producto de la sociedad patriarcal, que oprime sistemáticamente a la mujer. Así que para conseguir una sociedad igualitaria, la igualdad de derechos no es suficiente, sino habrá falta “forzar” cambios sociales para erradicar las diferencias sexuales. Alegan que la principal razón de que hay pocas mujeres que trabajan de ingenieras, informáticos, científicas, policías, bomberas o militares es por el machismo institucional en estas profesiones, y para eliminarlo, habrá que imponer cuotas de discriminación positiva, o tomar iniciativas especiales orientada a mujeres para que un mayor número entren en estos ámbitos.

Solo un 30% de programadores son mujeres, pero según encuestas, la informática es uno de los sectores con menos machismo

Solo un 20% de programadores son mujeres, pero según varios estudios, la informática es uno de los sectores con menos machismo

La discriminación positiva es el principal terreno donde los feministas de “equidad” los de “género” se chocan, porque los primeros, como defensores de igualdad en derechos, la ven como una medida que viola los principios más básicos de igualdad, y en el peor de los casos, un paternalismo humillante. Los segundos, sin embargo, defienden que es la única manera de eliminar los papeles tradicionales de género.

El “feminismo separatista” representa la ideología que pretende excluir a los hombres, alegando que las mujeres tienen que ayudarse entre sí antes que a los hombres. Están a favor de crear espacios e instituciones solo para mujeres, como colegios femeninos, empresas que contratan solamente (o contratan con preferencia) a mujeres, u organizaciones que ayudan solamente a mujeres. Las más radicales reivindican la superioridad de la mujer frente al hombre, culpando a la masculinidad como fuente de todos los males de la sociedad.

Esta corriente choca tanto con el feminismo de equidad como lo de género por estar partidaria a la segregación sexual. Muchos les llaman “hembristas” en tono despectivo. Sin embargo, ellas mismas no se consideran así sino “verdaderas feministas”, y en inglés la palabra “hembrista” todavía no tiene traducción.

Mucha gente confunde el "feminismo" con el "hembrismo", que pretende la exclusion de hombres

Mucha gente confunde el “feminismo” con el “hembrismo”, que pretende la exclusion de hombres

Hace poco leí los comentarios de un debate online sobre una medida propuesta en Islandia para prohibir toda forma de prostitución y de pornografía online, fue donde me di cuenta de que acerca de asuntos más personales, el feminismo también se puede dividir entre una corriente más autoritaria y otra más libertina.

Los feministas “autoritarios” en general consideran que ciertos negocios, comportamientos y vestimenta son degradantes para la mujer y deben estar prohibidos, por ejemplo, el uso del velo islámico, la prostitución, la pornografía y hasta la práctica de bondage y dominación en los juegos sexuales de pareja.

Los feministas “libertinos” consideran que cada mujer tiene derecho de hacer lo que quiere con su cuerpo, y que nada es degradante ni humillante si ella lo ha elegido por su propia voluntad.

Muchos feministas están en contra de la pornografía, pero no a la "erótica". ¿Pero cómo y quién define la diferencia?

Muchos feministas están en contra de la pornografía, pero no a la “erótica”. ¿Pero cómo y quién define la diferencia?

Las dos posturas chocan sobre todo en el asunto de la prostitución, donde los “autoritarios” presionan por prohibirlo y los “libertinos “apuestan por su regularización legal. Los primeros insisten que “ninguna mujer ejercería la prostitución por su propia voluntad”, los segundos dicen que “¿Quién eres tú para decidir sobre el cuerpo de otras personas?”

Durante los últimos años, también ha aparecido el “feminismo islámico”. Suena curioso, porque desde el punto de vista occidental, ser musulmana parece ser totalmente contraria a ser feminista. Sin embargo, ellas defienden la “igualdad de sexos” desde dentro de las normas de la sociedad islámica. Curiosamente, muchas alegan que la sociedad occidental es “machista” porque convierte la mujer en un objeto de deseo sexual del hombre.

Al final, para conseguir el mismo fin, salen docenas de propuestas, y por naturaleza, cada uno piensa que la suya es la única que tiene razón.

Cada vez hay más chicas jóvenes que practican boxeo. En general, pocas se han quejado del machismo

Cada vez hay más chicas jóvenes que practican boxeo. En general, pocas se han quejado del machismo

Anuncios

2 comentarios to “El feminismo – un movimiento de múltiples corrientes”

  1. David mayo 10, 2013 a 9:07 pm #

    Muy buen artículo Des. Ligero y con muy buenas conclusiones.
    Por cierto, la Real Academia de la lengua Española insiste en que el género es solo aplicable a las palabras o como clasificación (http://www.rae.es/rae/gestores/gespub000001.nsf/%28voAnexos%29/archBB81F7452A4355C0C12571F000438E7A/$FILE/Violenciadeg%C3%A9nero.htm) Aunque se ve que ha creado bastante debate en la red.

  2. Anónimo julio 29, 2013 a 1:33 pm #

    Yo quiero la pornografía feminista e igualitaria, y no quiero para nada la pornografía machista y patriarcal, porque la pornografía machista y patriarcal atenta contra los derechos civiles de las mujeres. No se trata de la censura de la pornografía en general, sino tan sólo de la censura de la pornografía machista y patriarcal en particular, porque censurando la pornografía en general, podemos censurar, intencionadamente o no intencionadamente, la pornografía igualitaria y feminista. Eso hay que pedírselo a las autoridades municipales. Las autoridades municipales deberían ejercer la censura a posteriori, y nunca la censura previa, porque la censura previa puede encubrir los casos de corrupción en la vida política municipal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: